Por Comunidades Autónomas, Extremadura es la que mejor han evolucionado las licitaciones concedidas por el Estado en 2017, multiplicándose prácticamente por cuatro veces. También, destacan los casos de La Rioja, Castilla La-Mancha y Navarra, las cuales registraron incrementos del concurso público del 244,4%, 242,4% y 192%, respectivamente.

En el lado opuesto se sitúa el País Vasco, donde durante 2017 el volumen de licitaciones se desplomó un 52,9%. Asimismo, resultan reseñables los casos Cataluña y Aragón (en las que la adjudicación pública disminuyó un 29,4% y un 31,9%, respectivamente) y Murcia, donde las licitaciones cayeron un 26,6%.

POR ORGANISMO CONTRATANTE

Destacan por su crecimiento, ADIF, el Ministerio de Fomento y la Junta de Comunidades de Castilla La-Mancha, las cuales registraron incrementos en la adjudicación pública del 383,6%, 204,3% y 254,5%, correspondientemente.

Por el contrario, las únicas Administraciones que disminuyeron su nivel de adjudicación fueron el Ministerio de Defensa y Enaire, con leves disminuciones del 7,8% y del 4%, respectivamente