Guardia Civil agente
Guardia Civil agente EUROPA PRESS

Tras la denuncia del robo del vehículo, agentes de Osuna hicieron indagaciones sobre el paradero del mismo y la colaboración ciudadana encaminó a los agentes a Marinaleda, donde tras innumerables vigilancias observaron un Seat Ibiza del mismo tipo del investigado, pero de color y placa de matrícula diferentes que realizaba un cambio de sentido en una intersección haciendo derrapar el vehículo, siendo finalmente interceptado en El Rubio.

En el momento de la identificación observaron que la cerradura de la puerta del conductor está forzada, así como la cerradura del contacto. Además, comprobaron que el número de bastidor tiene los últimos números de bastidor borrados y el que aparecía en la parte inferior izquierda de la luna se encontraba intencionadamente tapado con un papel blanco, no coincidiendo con el que figura en la documentación y figurando como sustraído en julio de 2017 en La Puebla de Cazalla.

Tras las gestiones oportunas se pudo concretar que el coche, aparte de figurar como sustraído, había sido cambiado de color para ocultar el color primario y se le había cambiado la placa de matrícula, la cual correspondía a otro Seat Ibiza. Por estos motivos se procedió a la detención del conductor y a imputar el presunto delito de falsedad documental en calidad de investigada a su madre, que es la titular de la misma según documentación aportaba.

De todo ello se instruyeron diligencias y fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de los de Guardia de Osuna, quedando el vehículo depositado en las Dependencias de la Guardia Civil de esta localidad a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.