Reunión de la Mesa del Parlament
Reunión de la Mesa del Parlament. EUROPA PRESS

JxCat ha retirado del orden del día de la reunión de este martes de la Mesa del Parlament la solicitud del candidato a la presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, de votar por voto delegado en el pleno de investidura.

Así lo han explicado fuentes de la candidatura poco antes de la reunión de la Mesa, que también ha decidido posponer su respuesta a la solicitud de los diputados encausados en Bélgica para votar en el pleno de investidura delegando el voto en otro diputado.

Se ha decidido con los votos mayoritarios que suman JxCat y ERC, que han querido "dejar sobre la mesa para más adelante" esta decisión, han informado fuentes parlamentarias.

Los letrados del Parlament se muestran contrarios a la delegación del votoPese a la decisión de retirar del orden del día la solicitud de Puigdemont, las fuentes consultadas aseguran que no descartan nada y que "siempre están a tiempo" de presentar de nuevo la solicitud.

La última decisión de todo ello la tiene la Mesa: cuatro de los siete miembros de este órgano son de JxCat y ERC, por lo que la decisión está en manos de estos dos grupos.

Un informe de los letrados de la Cámara sostiene que esta delegación de voto sería contraria al reglamento del Parlament, pero los mismos letrados esgrimen que la última decisión la tiene la Mesa, al ser el órgano rector.

Posibilidad de que Puigdemont regrese

La retirada de la petición de Puigdemont reabre la posibilidad de que regrese para el debate de investidura, previsto para finales de mes, aunque aún no se ha fijado una fecha concreta.

Fuentes de JxCat han indicado en este sentido que no descartan ningún escenario: el regreso de Puigdemont para una investidura presencial o su elección a distancia desde Bruselas, para lo que tampoco descartan volver a meter en la Mesa una nueva petición de delegación de voto más adelante, en un momento más próximo de la sesión de investidura.

En este sentido, el suspense sobre cómo se investiría a Puigdemont se podría mantener hasta el último momento antes del pleno de investidura, lo que podría generar un escenario de confusión entre los grupos de la oposición -que ya daban por hecho que no volvería a Cataluña para la investidura- y entre los cuerpos de seguridad y las instancias judiciales.

En este sentido, las fuerzas de seguridad tienen previsto un dispositivo para impedir que el expresidente catalán entre en territorio español, incluso, oculto en un maletero, según ha explicado hoy el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

La retirada de la petición de delegación ha llegado un día después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena descartara emitir una nueva euroorden para detener a Puigdemont aprovechando su viaje a Dinamarca.

El magistrado lo justificó, entre otras razones, porque consideró que lo que buscaba el expresidente catalán con su desplazamiento de Bélgica a Dinamarca era precisamente ser detenido para encontrar un resquicio legal por el cual poder delegar su voto en el Parlament.

Se puede pedir delegar el voto hasta 5 minutos antes del pleno

No han sido pedidos más informes a los letrados del Parlament sobre la posibilidad de una investidura telemática o delegada, pero el jueves el presidente del Parlament, Roger Torrent, mantendrá una reunión con representantes de los grupos.

Esta reunión tendrá un carácter informal, puesto que los grupos parlamentarios aún no están constituidos y no hay todavía portavoces, pero tendrá como objetivo debatir la fecha y el procedimiento que puede ser utilizado para realizar el debate de investidura.

Sobre la delegación de voto, fuentes parlamentarias han recordado que Puigdemont o cualquier otro diputado tiene la posibilidad de volver a pedir la delegación de voto hasta 5 minutos antes del inicio del pleno, si bien es la Mesa la que tendría que pronunciarse sobre si la acepta o la rechaza en función de lo que indica el Reglamento del Parlament.

La reunión ordinaria de la Mesa mantenida este martes ha durado menos de una hora y en ella han sido tratados cuestiones "de trámite", además de aplazar la decisión sobre las delegaciones de voto

Consulta aquí más noticias de Barcelona.