Recepción hotel
Recepción hotel EUROPA PRESS

Los hoteles de Baleares registraron un total de 59,5 millones de pernoctaciones durante 2017, lo que supone un aumento del 2% en relación al año anterior, cuando se contabilizaron 58,3 millones, según la evolución anual de la coyuntura hotelera que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Baleares fue la comunidad con mayor grado de ocupación por plazas durante 2017, con el 78,9%. Le siguieron Canarias (78,4%) y Comunidad Valenciana (61,6%).

Así, Baleares fue la segunda comunidad con mayor número de turistas extranjeros, con el 24,2% del total.

En concreto, un total de 5,1 millones de pernoctaciones fueron de residentes en España, mientras que 54,4 millones correspondieron a viajeros residentes en el extranjero.

La estancia media durante 2007 fue de 5,89 días. En total, el número de viajeros en Islas Baleares se elevó a 10,1 millones a lo largo del pasado ejercicio.

Las principales zonas turísticas por número de pernoctaciones fueron la isla de Mallorca (con más de 45,7 millones de pernoctaciones), la isla de Tenerife (con 25 millones) y la zona de Barcelona (20,6 millones).

DATOS NACIONALES

En el conjunto del país, los hoteles españoles registraron 340 millones de pernoctaciones durante el pasado año, lo que supone un 2,7% más que en 2016.

De este modo, las pernoctaciones hoteleras crecieron en 2017 por quinto año consecutivo, aunque a menor ritmo, concretamente 4,7 puntos menos que en 2016. Después del estancamiento registrado en 2012, en 2013 aumentaron un 1,9%, mientras que en 2014 subieron un 3,2%, en 2015, un 4,4%, y en 2016 registraron su mayor crecimiento, con un 7,4% más.

El avance de las pernoctaciones experimentado el año pasado se debe al incremento en un 3,7% de las pernoctaciones de los no residentes, junto a un aumento del 0,7% en las pernoctaciones de los residentes en España.

Del total de pernoctaciones registradas en 2016, el 75% se produjo entre abril y octubre.

Los precios hoteleros aumentaron un 6,4%, lo que supone un incremento de 0,9 puntos respecto a 2016, con una facturación por habitación ocupada (ADR) de 87,3 euros de media y unos ingresos por habitación disponible (RevPar) de 58,7 euros.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))