Asteroide
El asteroide 2002 AJ129 tendrá una longitud de mil metros y pasará a 4 milones de kilómetros de la Tierra. NASA

El asteroide 2002 AJ129 no chocará contra la Tierra, al contrario de lo que piensan los alarmistas después de que la NASA lo calificara de "potencialmente peligroso". Se aproximará el próximo 4 de febrero, pero ¿por qué no debemos tenerle miedo?

Hallazgo

Fue descubierto en 2002. El nombre del propio asteroide indica el año en que se vio por primera vez. Lo que no nos dice la denominación científica es que fue un 15 de enero el día en que se observó ni que se hizo desde el sitio de vigilancia de asteroides de Maui, en Haleakala (Hawái), que tiene un programa financiado por la NASA.

Diámetro

Entre 500 y 1.200 metros es lo que mide. Los científicos no lo tienen claro, pero lo aproximan a un kilómetro de longitud. Para hacerse una idea de qué significa esta cifra: es cuatro veces la Torre de Cristal, situada en la zona de las Cuatro Torres de Madrid. Este es el edificio más alto de España (249 metros) . También es 10,3 veces la Giralda de Sevilla (97).

En cambio, el meteorito que despobló de dinosaurios la Tierra tenía un diámetro de 10 kilómetros, es decir, era diez veces más grande que este. Así pues, lo han catalogado como cuerpo celeste intermedio.

Distancia

4,2 millones de kilómetros. Esta es la distancia que separará a AJ129 del planeta Tierra. Pero, ¿cómo de lejos es esto? Si tenemos encuenta que la Luna se encuentra a 384.400 kilómetros, este asteroide estará a una distancia que es diez veces la que hay entre la Luna y la Tierra.

Todos los asteroides que se aproximan a menos de 7,5 millones de kilómetros son catalogados gracias al Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de los norteamericanos. En este caso, esta distancia y que tenga un diámetro mayor de 140 metros le han concedido el título de asteroide "potencialmente peligroso".

Pero no hay que alarmarse, no va a chocar con el planeta. Simplemente es una denominación que da la NASA a aquellos cuerpos que tienen posibilidades de colisionar y causar problemas regionales. No obstante, no tienen por qué hacerlo.

Esta visita (y las de los próximos 100 años) será inofensiva: "Nuestros cálculos indican que el asteroide no tiene ninguna posibilidad, cero, de colisionar", explica la NASA.

Velocidad

34 kilómetros por segundo. Esta es la velocidad a la que viaja AJ129 por el espacio cuando está más cerca de la Tierra. Y es superior a la mayoría de los objetos que atraviesan el cielo.

Cerca del sol

18 millones de kilómetros. Así de cerca del astro rey pasará. La trayectoria de este asteroide va desde más allá de Marte hasta el Sol. Es esta proximidad con la estrella la que hace que su velocidad sea mayor que la de otros cuerpos celestes que pasan cerca de la Tierra.

Volverá

En 2024 hará otra visita. No es la primera vez que AJ129 nos visita. Su órbita pasa cerca de la Tierra y, desde que fue descubierto en 2002, ha pasado cerca de la Tierra en cuatro ocasiones: el 26 de enero de ese mismo año; el 7 de abril de 2008, el 10 de enero de 2010 y el 13 de abril de 2016.

Y las próximas visitas de del asteroide serán el 18 de abril de 2024, el 9 de febrero de 2026 y el 21 de abril de 2032.

22:30 horas

Es el momento en el  que se podrá ver desde España, aunque será necesario un telescopio para poder hacerlo. Si la oscuridad acompaña y el cielo está despejado, es posible verlo surcar el cielo.

Otros asteroides

AJ129 no es ni el primero ni el último. Sin embargo, otros pueden llegar a ser más molestos, como es el caso de 2018 BX. Esteasteroide que nos visitó hace apenas unos días (el 18 de enero) pasó a 34.600 kilómetros de la Tierra, es decir, menos distancia que hay hasta la Luna. Como suele pasar con los meteoritos pequeños –tiene el tamaño de un coche–, se detectó ese mismo día, solo siete horas antes.

No supuso un problema, pero a esa distancia podría haber colisionado con alguno de los satélites artificiales, que están a más de 35 kilómetros sobre nuestras cabezas y que nos mandan señales. En el caso de colisionar, dejaría esa red con problemas.

Ese mismo día se detectó otro meteorito, que pasó apenas un día después: 2018 BX. La distancia a la que se aproximó fue mayor, de 280.670 kilómetros. También pasó más cerca de lo que está la Luna. 

Por sus tamaños, ninguno suponía un problema más allá de los satélites. Ni siquiera si hubiera llegado a colisionar, puesto que la atmósfera los habría desintegrado.