Gregorio Serrano, director general de Tráfico
Gregorio Serrano, director general de Tráfico CONGRESO

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha lamentado el tuit con el que pidió disculpas a los conductores por encontrarse en Sevilla el día del colapso de la AP-6 y ha aconsejado a los diputados: "Jamás escriban nada en redes sociales cuando estén cabreados, indignados o dolidos".

Con este consejo Serrano ha cerrado casi tres horas de comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sotenible del Congreso para explicar, a petición propia y de Ciudadanos y Podemos, la gestión de su departamento los días 6 y 7 de enero tras la nevada que colapsó la citada autopista.

En concreto, Serrano se ha referido sin citarlo a este tuit que escribió días después de ese caos: "Pido disculpas a todos los que estén molestos porque la tarde de la tremenda nevada sobre la AP-6 estaba con mi familia en Sevilla pasando el día de Reyes, una maravillosa ciudad donde funcionan las líneas telefónicas e internet".

Serrano ha recomendado a sus señorías que cuenten "hasta 10.000" antes de escribir en las redes y "cuando lleguen a 10.000 vean cómo va la cosa".

Pero ha querido también despedir la comisión con otro consejo, para él y para los diputados, parafraseando a Churchill: "Tragarse sus propias palabras puede ser una dieta saludable".

Ante la petición de los grupos de que dimita, el máximo responsable de la DGT ha subrayado que si tuviera conciencia de haber hecho algo que mereciera su dimisión, "los que sí me conocen saben que ya hace tiempo que lo hubiera hecho".