Concentración antes del juicio.
Concentración antes del juicio. IU

El colectivo protagonista de la ocupación de las viviendas correspondientes al número dos de la calle Fray Isidoro de Sevilla, en el barrio hispalense de la Macarena, ha anunciado la ocupación de los inmuebles correspondientes a los números 4 y 6 de dicha calle, al objeto de que este acto de ocupación se traduzca en alojamiento "para 140 personas", según ha manifestado a Europa Press uno de los portavoces de este grupo, exponiendo que dicha ocupación ha sido ya consumada.

Según el portavoz de este colectivo, la ocupación de las viviendas correspondientes a los números 4 y 6 de la calle Fray Isidoro de Sevilla, contiguas al edificio ya controlado por el colectivo, ha sido una decisión adoptada "en asamblea" y consumada durante los últimos días. Y es que según la auto denominada Corrala Dignidad, que defiende el derecho a la vivienda y el acceso a la misma en condiciones dignas, los espacios correspondientes al número dos de la citada calle ya están colmatados y gracias a la ocupación de los inmuebles de los números cuatro y seis, será posible dar alojamiento a "140 personas".

Todas las viviendas ocupadas, tanto las correspondientes al número dos como las de los números cuatro y seis, pertenecerían "a la marquesa de Lebrija", según el colectivo.

En ese sentido, recordemos que fruto de las acciones judiciales emprendidas por la propiedad del número dos de la calle Fray Isidoro de Sevilla, el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla ha encausado por un presunto delito de usurpación a cuatro de los activistas de este colectivo. El juicio había sido fijado para el pasado viernes, pero finalmente fue postergado al 15 de febrero.

LA CORRALA DIGNIDAD

Este colectivo de activistas por el derecho a la vivienda, auto bautizado como Corrala Dignidad, reivindica el acceso "digno" a la vivienda y protagonizó el incidente vivido durante la sesión plenaria de diciembre del Ayuntamiento de Sevilla, mientras se debatía una moción de Participa Sevilla en demanda del cumplimiento de múltiples acuerdos plenarios pendientes de ejecución.

Un grupo de miembros de este colectivo que asistía a la sesión plenaria en calidad de público se levantó de sus asientos y, coreando la consigna de "derecho a techo" y alzando pancartas, avanzó hacia el espacio del salón de plenos donde están instaladas las bancadas de los concejales. El Gobierno socialista del Ayuntamiento hispalense, en ese sentido, acusa a los miembros de esta protesta de un "intento de saltar los controles y acceder a la bancada de los concejales", mientras después de que estas personas fuesen firmemente desalojadas del salón de plenos, Participa e IU criticaban la actuación "a golpes" de la Policía Local.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.