El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha confirmado este lunes su intención de personarse como acusación popular contra los dos agentes detenidos el pasado viernes por su supuesta participación en la desaparición de seis armas de la Comisaría de Ourense (entre 2014 y 2015), la publicación de anónimos que apuntaban una trama interna de corrupción y en la muerte de otro agente en dependencias policiales, en abril de 2016.

Así, el sindicato quiere acudir a los tribunales "por el daño" que estos anónimos hicieron "a la Policía de Ourense" y porque quienes los emitieron "usaron la red de Internet del SUP para enviarlos" a Asuntos Internos de la Policía y a varios medios de comunicación ourensanos.

Los anónimos apuntaban que el responsable de la desaparición de seis armas del búnker de comisaría (tres en agosto de 2014 y otras tantas en febrero de 2015) era una supuesta mafia interna que también hacía la vista gorda a las actividades ilícitas de varios traficantes a cambio de información.

Además, los anónimos apuntaban directamente a varios miembros de los departamentos de Policía Judicial, Estupefacientes Seguridad Ciudadana de Ourense.

A raíz de estos hechos, Asuntos Internos de la Policía realizó una investigación que no encontró las armas, pero que remató con el arresto de trece personas y la disolución del grupo antidrogas de Ourense en la que fue denominada como 'Operación Zamburiña'.

REIVINDICACIÓN DE LA UNIDAD DE DROGAS

Por parte del SUP se confía en la detención de los dos agentes el pasado viernes "suponga el punto final para meses negros" dentro de la Comisaría de Ourense. Pero también reclama que sirva para "limpiar la imagen" de los seis agentes investigados a raíz de la 'Operación Zamburiña' y a los que considera víctimas de una "investigación nefasta" de Asuntos Internos.

En la actualidad dos de estos agentes han pasado a segunda actividad (tras una baja inicial), otro se ha jubilado y el inspector responsable de la unidad sigue suspendido de empleo y sueldo desde noviembre de 2015.

"INVESTIGACIÓN RIGUROSA"

El sindicato policial ha vuelto a criticar la actuación de Asuntos Internos al apuntar que "por no hacer una investigación rigurosa hay que lamentar un fallecido", en referencia al agente que el 9 de abril de 2016 apareció en su despacho con tres de las armas y con una carta en la que se autoinculpaba.

Además, recuerda que a los dos policías se les investiga por un supuesto delito de homicidio en un caso que en un primer momento se apuntó como un posible suicidio.

Para el sindicato policial la línea abierta con la detención de los dos agentes, que trabajaron en Ourense durante los años en que tuvieron lugar todos los hechos, apunta en la línea de que los anónimos "fueron falsos" y que "presuntamente los hermanos estaban detrás de ellos".

LIBERTAD BAJO FIANZA

El anuncio del SUP se produce horas después de que la magistrada del Juzgado de Instrucción Número 3 de Ourense decretase libertad bajo fianza de 60.000 euros para cada uno de los dos detenidos, por considerar que no hay riesgo de fuga debido a su "arraigo familiar y patrimonial" y porque "no hay peligro de alteración, ocultación o destrucción" de pruebas.

Sin embargo, ambos deberán comparecer ante el juzgado de Instrucción más próximo a su domicilio todos los días, tendrán que entregar su pasaporte y no podrán salir del territorio nacional.

La jueza entiende que existen indicios de la comisión "de forma conjunta y planificada", entre mayo de 2014 y abril de 2016, de los delitos de robo con fuerza, tenencia ilícita de armas, revelación de secretos, simulación de delito del artículo 457 del Código Penal, acusación o denuncia falsa e injurias y calumnias.

Asimismo, a ambos policías se les investiga por un supuesto delito de homicidio en relación al agente fallecido en la Comisaría de la Policía Nacional Ourense.

Consulta aquí más noticias de Ourense.