Manuel Lozano en la rueda de prensa con Francisca Molina
Manuel Lozano en la rueda de prensa con Francisca Molina EUROPA PRESS

"Queda claro que no he cometido ningún delito, que todo está legalizado, que yo no firmé nada y que lo que se hizo, se hizo por el interés de los ciudadanos y ciudadanas, que era conseguir un tanatorio para un municipio con más de 7.000 habitantes", ha señalado Lozano en rueda de prensa en Jaén.

El pasado mes de novimebre, el Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén absolvió a Manuel Lozano del delito de prevaricación urbanística por el que le reclamaban ocho años de inhabilitación para el desempeño de cargo público. La sentencia también declaró inocente del mismo delito al aparejador municipal, A.L.F. A los dos se les acusaba de haber permitido la construcción y posterior apertura de un tanatorio en un solar no urbanizable a pesar de conocer que no se estaba cumpliendo con la normativa urbanística ya que el tamaño de la parcela no cumplía con los requisitos al ser inferior a lo exigido por ley.

Lozano ha apuntado que con este caso se ha infligido "un daño importante al Ayuntamiento y a mí como alcalde", pero también a la familia, y "quizá sea eso lo irreparable". "Ha sido un uso ruin de la política. Hay afectados y daños colaterales, como mis hijos, mi familia, mis amigos y mis compañeros, que siempre han estado a mi lado y que han sufrido por estas acusaciones que se han demostrado que eran mentira".

El alcalde ha acusado a PP y a IU de "judicializar la vida política" de Marmolejo, intentando "conseguir en los tribunales lo que son incapaces de conseguir en las urnas". Además, ha desvelado que "esta estrategia de persecución judicial" puesta en marcha por IU y PP le ha costado más de 77.000 euros al Ayuntamiento de Marmolejo, gastados en abogados y procuradores.

Por su parte, la presidenta del PSOE de Jaén, Francisca Medina, ha señalado que el caso tanatorio es un ejemplo más de que "la ruindad en política a veces no tiene límites" y ha subrayado que Lozano "ha tenido que soportar durante años injurias y calumnias de IU y PP por unos hechos en los que no tenía ninguna responsabilidad".

"IU y PP sólo querían su linchamiento político y mediático", ha indicado Medina y ha criticado que a estas alturas "no se han disculpado por el daño que le han causado a él y a su familia".

BALANCE MUNICIPAL

En cualquier caso, Lozano ha asegurado que su labor de gobierno se está realizando "sin mirar al pasado, sino trabajando de cara al futuro, sin entrar en vendettas personales ni políticas". Después de cuatro años de "ruina" en 2011-2015, Marmolejo "vuelve a estar en marcha en manos de un buen equipo de Gobierno, que gobierna para todos los vecinos y vecinas, sin distinción alguna y pudiendo mirarles a la cara".

El alcalde ha valorado que en estos dos años y medio de mandato municipal se ha reducido la deuda en más de 1,4 millones de euros. De la deuda con proveedores, que en 2015 estaba en 1,3 millones de euros, "sólo quedan 300.000 euros". El Polígono Industrial Las Calañas vuelve a ser "una oportunidad" para el desarrollo económico y el empleo tras la firma de un convenio con Endesa que permitirá su electrificación completa para el año 2020.

Además, se está recuperando esa "joya" que es el balneario, que en 2015 estaba "enterrado y en ruinas", con la recuperación de las fuentes, la rehabilitación integral de la casa del médico y la recuperación del entorno.

Lozano ha recalcado que el Ayuntamiento "está saliendo del pozo en el que lo metieron" IU y PP en el mandato anterior. Ha explicado que en junio de 2015 se encontró con un Ayuntamiento "en una situación caótica administrativa, económica y de infraestructuras para el municipio", con las cuentas y los bienes municipales "embargados", con un convenio de los trabajadores "sin atender y adeudando más de 20.000 euros", con una nómina sin pagar a los trabajadores y con muchos préstamos comprometidos que no se estaban atendiendo y que por tanto acumulaban más intereses de demora y recargos.

Además, había una deuda de 1,3 millones de euros a proveedores, entre ellos 400.000 euros de deuda con compañías eléctricas, más de 40.000 euros en facturas de teléfonos móviles y más de 77.000 euros en abogados y procuradores como consecuencia de la "batalla" emprendida por IU y PP para judicializar la vida política. A esto, ha sumado las subvenciones que tuvieron que devolverse.

En lo que respecta al polígono, Lozano ha aludido a una reunión reciente con los empresarios del municipio para explicarles los plazos para que el polígono tenga luz, las condiciones y las oportunidades que se abren. "Hoy hemos solucionado el tema de la electricidad, pero también más de 50 expedientes de esas devoluciones".

Consulta aquí más noticias de Jaén.