Fábrica de GM en Figueruelas (Zaragoza)
Fábrica de GM en Figueruelas (Zaragoza) EUROPA PRESS

El convenio, que afecta a los trabajadores de Opel España, su mayoría en la planta zaragozana de Figueruelas, caducó en el 2017 y es el primero al que se enfrenta la firma tras su compra por parte de PSA. Las negociaciones empezaron el pasado mes de octubre.

"Al final todos los sindicatos estamos en la misma línea y el comité de empresa comunicará mañana a la empresa que dejaremos en suspensión las negociaciones de nuestro convenio mientras no se traten los cinco puntos que les presentamos la semana pasada", ha explicado en declaraciones a Europa Press la presidenta del comité de empresa, Sara Martín (UGT).

Esta propuesta de suspensión de las negociaciones partió de la sección sindical de UGT en Opel, que la llevó a sus afiliados el fin de semana y la ratificaron. Este lunes, se han reunido con el resto de sindicatos con representación en el comité -Comisiones Obreras, OSTA, CGT y Acumagme- con quienes han llegado a una postura unánime.

Sara Martín no ha descartado que se puedan realizar movilizaciones parejas a esta suspensión: "Según lo que nos exponga la empresa mañana en la mesa, los sindicatos valorarán qué tipo de medidas son las mejores".

Por su parte, la secretaria general de Industria de Comisiones Obreras en Aragón, Ana Sánchez, ha subrayado que una de las primeras cosas que se va a pedir a la plantilla es que no realicen horas extra, es decir, "no se colabore con la empresa".

"Después de comunicar mañana la suspensión retomaremos las reuniones de la parte social para poner encima de la mesa alguna medida de prensión u otro tipo de movilizaciones", ha remarcado.

CINCO PUNTOS

Los sindicatos acordaron cinco puntos prioritarios en la negociación del convenio colectivo de Opel. El primero es que haya un plan industrial que ponga la planta de Figueruelas a plena capacidad en las dos líneas y con tres turnos productivos.

El segundo es que los trabajadores nacidos en 1957 amplíen su contrato de relevo con carácter retroactivo al 1 de enero de 2018. El tercero que los empleados que han abandonado la fábrica en estos meses, alrededor de 170, vuelvan a ser contratados.

En cuarto lugar reclaman un plan de rejuvenecimiento de la plantilla y que afecte a los trabajadores nacidos en los años 1958, 1959, 1960 y 1961 y con salidas pactadas a los 61 años. El quinto punto y último es que las condiciones laborales de los empleados de niveles 6 y 7 estén pactadas y dentro del convenio colectivo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.