El propio centro descarta que sea un caso de acoso. De hecho, desde la Consejería de Educación indican que se trata de un "hecho aislado", que el centro ya ha actuado con las familias y que se han aplicado las medidas disciplinarias oportunas, abriendo un expediente disciplinario con expulsión.

Tras lo que pide máximo respeto al tratarse de menores, no aportando más información al respecto.

Consulta aquí más noticias de Murcia.