Metro en superficie hacia el Hospital Civil Eugenio Gross y Blas de Lezo
Metro en superficie hacia el Hospital Civil Eugenio Gross y Blas de Lezo EUROPA PRESS/JUNTA ANDALUCÍA

López, que ha visitado este lunes unas obras ejecutadas por la Consejería en el puerto de Caleta de Vélez, en el municipio malagueño de Vélez-Málaga, ha explicado a los periodistas que, respecto a este tramo del metro, "el Ayuntamiento piensa una cosa y el alcalde piensa lo contrario", por lo que "para iniciar la obra al Civil sería muy interesante que el alcalde se pusiera en consonancia de fase con su Ayuntamiento".

Según ha manifestado, el Ayuntamiento de Málaga "ha decidido que efectivamente es pertinente acabar la red de metro en los términos que estaba concebido", y cambiar estas pautas supondría "ya no solo un perjuicio desde el punto de vista económico, que también, pero fundamentalmente se está haciendo un intento de amputación de un sistema que tiene que prestar servicio a los ciudadanos".

El consejero ha destacado el continuo crecimiento de usuarios experimentado por el metro desde su puesta en marcha, lo que demuestra, a su juicio, que "hay muchos más ciudadanos fidelizados con un transporte que es más rápido, más cómodo, más seguro, todo lo que representa esa connotación de movilidad sostenible".

Por ello, ha considerado que "no se puede someter a una ciudad a la amputación de un sistema que tiene todas las ventajas con las que se diseñó, aquí y en 300 ciudades en Europa, porque el alcalde no está de acuerdo con su Ayuntamiento, con la mayoría del Pleno de su Ayuntamiento".

"En esa dirección debe ir la reflexión, nosotros estamos en condiciones de que el Ayuntamiento, tanto el pleno como el órgano de gobierno, el alcalde, nos traslade definitivamente que acepta exactamente los términos en los que se planteó el convenio y podamos licitar la obra", ha apuntado.

En este sentido, ha recordado que la Junta ya dispone de la declaración de interés metropolitano y de la declaración de la adecuación urbanística, "y hemos despejado la duda que teóricamente el Ayuntamiento debía tener", por lo que "es solo voluntad política que un proyecto de la dimensión no sólo económica sino social del metro de Málaga no sea amputado por algo que yo creo que es una posición caprichosa del alcalde".

Preguntado por la posibilidad de que el Consistorio tuviese que asumir el coste económico de un retraso o incluso de que finalmente no se ejecutara la obra, López ha insistido en que está "más interesado en que busquemos la solución definitiva, no en buscar mecanismos de compensación económica".

"Evidentemente, si al final fuese imposible hacer la obra por la posición del alcalde, pues tendríamos que ir, en la defensa de los intereses generales, a pedir la compensación por los daños patrimoniales que se pudieran generar, pero nuestro compromiso no es ese, no quiero que eso oculte el elemento fundamental, que es un elemento de interés social, de avanzar en lo que están avanzando el conjunto de ciudades punteras en Europa, que es hacia una movilidad sostenible dentro de las ciudades", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.