Pablo Alborán
Pablo Alborán presenta su nuevo disco 'Prometo'. EUROPA PRESS

El álbum Prometo, del malagueño Pablo Alborán, y Despacito, de Luis Fonsi, han sido, respectivamente, el álbum de música y la canción que más ventas han tenido en 2017, año que el sector de la música grabada en España ha cerrado en positivo y con más de un millón y medio de suscriptores de las plataformas de pago.

Según ha informado la asociación de Productores de Música de España (Promusicae), aunque todavía se están elaborando las cifras definitivas, los primeros datos apuntan a que 2017 se cerró en positivo por cuarto año consecutivo, a pesar de que a partir de las ventas en el primer semestre del año se esperaba un retroceso en los ingresos del sector.

El cambio de tendencia se ha debido, señala Promusicae en un comunicado, a la concentración de importantes lanzamientos en el último trimestre, al buen comportamiento de las ventas físicas (que suben ligeramente) y al "llamativo" crecimiento en las suscripciones premium, los servicios de pago en las plataformas de streaming, que ya superan en España el millón y medio de suscriptores.

Pablo Alborán se ha hecho con el primer puesto de ventas del año a pesar de que sacó su álbum el pasado 17 de noviembre. Por detrás de él, los artistas favoritos de los compradores españoles fueron Joaquín Sabina, El Barrio, Alejandro Sanz, Vanesa Martín y Melendi.

Alborán ha vuelto al primer puesto en el mercado discográfico español después de liderar las listas de ventas en 2014 con 'Terral'

Alborán ha vuelto al primer puesto en el mercado discográfico español después de liderar las listas de ventas en 2014 con Terral, tras lo que cedió el testigo a Alejandro Sanz (2015) y Manuel Carrasco (2016).

Con Prometo, Alborán ha sido el único que ha sobrepasado los 100.000 ejemplares vendidos, aunque cerca de esta cifra se encuentra Joaquín Sabina, con Lo niego todo, su primera colección de nuevas canciones en siete años.

Este éxito corrobora, según destaca Promusicae, una constante del mercado discográfico español desde hace más de dos décadas: la abrumadora mayoría de artistas locales o de habla hispana. Así, en 2017, solo dos discos interpretados en inglés (Divide, de Ed Sheeran, y la banda sonora original de La La Land) han conseguido un hueco en la lista de los 20 más vendidos, en los puestos 7 y 9, respectivamente.

En la lista digital de canciones, Despacito, de Luis Fonsi, suma un nuevo número 1 a su amplia cosecha mundial de logros al imponerse a Shape of you, de Ed Sheeran. Pero en lo que se refiere a las emisiones radiofónicas, el británico supera al puertorriqueño.

En el cómputo total del año, el número de escuchas en streaming de las 200 canciones más populares supera los 3.500 millones, lo que supone un 25 por ciento más que el año anterior.

Por su parte, Malú sigue encabezando la clasificación de los DVD más vendidos del año, acumulando 56 semanas en lista con su película documental Malú, ni un paso atrás.