El impacto del conflicto político catalán sobre la economía española parecía haber infligido sus mayores heridas a finales de 2017 por la celebración del referéndum ilegal del 1-0, las imágenes de cargas policiales, la declaración soberanista en el Parlament y las dudas que, todos esos acontecimientos juntos, habían despertado en el consumo y en la inversión extranjera.

La economía en España evoluciona "muy por encima de su potencial"El Fondo Monetario Internacional, sin embargo, no cree que todos los daños hayan sido amortizados. El organismo presidido por la francesa Christine Lagarde estima este lunes que el crecimiento económico español se verá ralentizado una décima sobre su anterior cálculo, por las dudas sobre Cataluña tras las elecciones del 21-D. Unos comicios en los que, pese al triunfo de Ciudadanos, el independentismo revalidó su mayoría.

"Hemos reducido ligeramente el crecimiento en España en reflejo de los efectos que tiene la creciente incertidumbre política en la confianza y en la demanda", asegura el Fondo en su Informe de Perspectivas Económicas Mundiales de este trimestre invernal, presentado por la propia Lagarde durante la cumbre de Davos, en Suiza.

Esperanzados de que esa situación política disminuya con el tiempoDicho de otro modo, el FMI advierte que la falta de salida al problema catalán provoca dudas en los consumidores y en los inversores a pesar de que la economía en España estaba evolucionado "muy por encima de su potencial". La nueva cifra de crecimiento que otorga el organismo para 2018 en el 2,4% del PIB. Su cálculo para 2019, en cambio, es una décima mayor que su estimación previa: el 2,1%.

"Estamos ciertamente esperanzados de que esa situación política disminuya con el tiempo", ha explicado Maury Obstfeld, director del departamento de análisis del FMI, al ser preguntado por qué elevan en esa décima su previsión de crecimiento para España en 2019. "España se beneficia de los progresos de la economía europea y de sus reformas pasadas, así que esperamos un crecimiento sano en los próximos dos años".

España, el único que empeora su previsión

No es la primera vez que el FMI alerta sobre la crisis catalana. El informe de otoño, publicado en octubre, ya mostraba una "profunda preocupación" e instaba a pactar una salida porque "una negociación de las partes supondría una ganancia para ambas partes". En aquel momento no rebajó su previsión para España en 2018 e incluso le sumó una décima, hasta el 2,5%. Entrado el invierno y con el problema enquistado, el FMI borra ahora esa décima.

En un contexto económico mundial de "perspectivas brillantes" y "optimismo en los mercados", el Fondo eleva sus augurios para todos los países avanzados y sobre todo para Alemania, cinco décimas más, hasta el 2,3%. España ha sido el único país que sufre una merma de expectativas. 

De hacerse realidad la previsión del FMI, España dejaría además de ser la gran economía con mayor tasa de crecimiento; un honor que el Gobierno destaca siempre para hacer valer su gestión. En 2018 ese título recaerá en EE UU, al que el Fondo augura un avance del 2,7% para este año —cuatro décimas más— porque la rebaja fiscal de Trump, según el organismo, "estimulará la actividad a través de una mayor inversión".

Con ese crecimiento, no habría SMI de 850 euros en 2020

La previsión del FMI tiene una arista preocupante para el ciudadano. Si España no llega al 2,5% de crecimiento ni en 2018 ni en 2019, se incumple una de las premisas que el Gobierno acotó para cumplir su promesa de elevar el Salario Mínimo a 850 euros en 2020. La otra premisa era crear 450.000 empleos en cada ejercicio. Sin estas dos condiciones, la subida se abortaría... y Ejecutivo y agentes sociales tendrían que volver a negociar.

En todo caso, el FMI no es el único organismo que piensa que España no llegará a ese 2,5% en 2018. Tampoco lo cree el Banco de España. Ni la OCDE. Ni siquiera el Gobierno, que en su último plan presupuestario enviado a Bruselas previó un crecimiento del 2,3% debido a la situación en Cataluña. 

Organismo 2018 2019
Gobierno 2,3% 2,4%
Comisión Europea 2,5% 2,1%
FMI 2,4% 2,1%
OCDE 2,3% 2,1%
Funcas 2,6%  
BBVA 2,5% 2,3%
Banco de España 2,4% 2,1%

Fuente: Elaboración Propia

"Si esto se tranquiliza, puede subir entre cinco y siete décimas más", dijo Rajoy antes de las elecciones de diciembre. Es decir, consideraba el presidente que del 2,3% en 2018 se podría llegar al 2,8% o incluso regresar a tasas del 3%. La mayoría parlamentaria lograda por el independentismo en las urnas el pasado 21 de diciembre, no parece aclarar el panorama para que esa mejora se produzca. De ahí el empeoramiento, hoy, de las estimaciones del FMI.