Prueba para el autodiagnóstico del VIH
Prueba para el autodiagnóstico del VIH. MYLAN

Las pruebas para el autodiagnóstico del VIH en casa se pueden adquirir desde este lunes en las farmacias por 30 euros y sin necesidad de prescripción médica, después de que en diciembre el Consejo de Ministros aprobara su venta, a propuesta del Ministerio de Sanidad.

Los farmacéuticos han recibido una guía (PDF) para dotar de los conocimientos necesarios respecto a la prueba, qué es y qué permite detectar, posibles resultados, confirmación, y dónde dirigirse para más información. El test tiene una fiabilidad cercana al 100%. Es similar a la prueba de embarazo o de la diabetes. De momento la única compañía que los comercializa en España es Mylan, bajo el nombre de 'Autotest VIH'.

Para obtener más información sobre el autotest de VIH y otras medidas de prevención, Sanidad pone a disposición un teléfono gratuito y confidencial, 900 111 000.

La prueba de detección de la infección por el VIH se realiza con sangre o saliva. La obtención del resultado del test es inmediata (en menos de 20 minutos), no siendo necesario enviarla a ningún laboratorio. El Ministerio especifica que el tiempo "ventana" entre la infección y la aparición de anticuerpos detectables está entre 2 y 8 semanas tras la infección. Si el resultado es positivo, Sanidad recomienda acudir a un centro sanitario para realizar pruebas confirmatorias y recibir asesoramiento médico.

En España hay entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH Sanidad especifica en su nota de prensa que la prueba no sirve para detectar otras enfermedades de transmisión sexual como hepatitis, sífilis, gonorrea o clamidias.

En España se estima que actualmente viven entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18%) no están diagnosticadas. el diagnóstico tardío de la infección es uno de los principales obstáculos de la respuesta a esta epidemia, ya que aumenta la morbilidad asociada y disminuye la respuesta al tratamiento, además de promover nuevos contagios.

Con el fin de facilitar el acceso a la prueba, se ha modificado la reglamentación para eliminar la exigencia de prescripción en su dispensación. Igualmente, para favorecer el conocimiento de la prueba se permite la realización de publicidad.