En concreto, estas talas son para la construcción de una cubierta para el espacio de juegos infantiles de más de 600 metros cuadrados y 10 metros de altura, según información de Ecologistas a través de la prensa.

En este sentido ha denunciado que "lo procedente" por parte del Ayuntamiento "sería haber informado y valorado esta intervención en la mesa de trabajo para la remodelación del parque", constituida en noviembre y en la que participa EA junto a otros colectivos, pero, ha afirmado, "en la última reunión no se aportaron todos los datos sobre el efecto de la obra en el arbolado existente".

Los ecologistas no creen que sea "lo más adecuado" que el área del parque y su vegetación se modifiquen según la estructura de la cubierta, sino lo contrario, es decir, que el diseño debiera haberse hecho teniendo en cuenta el espacio disponible y haberse adaptado a él.

Y más cuando en el interior de la ciudad, dicho parque es "el único espacio verde importante, por lo que la pérdida de un número tan significativo de árboles es un hecho muy lamentable".

Por ello, EA ha pedido a los responsables municipales "que se planteen con objetividad y de una vez" el diseño de los pasillos verdes que faciliten la movilidad sostenible en un entorno con vegetación, conectando los espacios verdes periféricos a través del entramado urbano.

La asociación ecologista aportó el documento 'El parque Manuel Barquín, una oportunidad de futuro' con el objetivo de conseguir "un parque vivo, rebosante de biodiversidad, habitable, acogedor y lleno de experiencias. Que funcione potenciando los espacios verdes anexos con los que tiene que conectarse, pero sin perder sus árboles por el camino, con el objetivo de mejorar y hacer más saludable la vida de los ciudadanos de todas las edades".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.