Se trata del menor incremento de la facturación del sector servicios de todo el país que lideró la Comunidad de Madrid con un 9,7 por ciento más, con Castilla y León, Extremadura y Aragón a la cola.

Por su parte, la media del año 2017 es positiva en Castilla y León (3,3 por ciento) pero de nuevo inferior a la media (6,5 por ciento) y el peor dato del país.

Además, los datos del INE reflejan que el empleo en el sector servicios creció en el penúltimo mes del año pasado un 1,8 por ciento en tasa interanual en Castilla y León, frente a un 2,5 por ciento en España que registra en este caso dos décimas menos que en octubre -con este repunte el sector suma ya 44 meses de crecimiento interanual de la ocupación a nivel nacional-.

Castilla y León registra el segundo menor incremento de la ocupación del país, sólo por delante de Extremadura (1,3 por ciento). Además, en comparación con el mes anterior la ocupación ha caído medio punto en Castilla y León, en este caso ligeramente mejor que en España donde se ha perdido un 0,8 por ciento. En lo que va de año, la ocupación ha aumentado un 2,0 por ciento en Castilla y León y un 2,6 por ciento en España.

A nivel nacional, con la tasa del 7,7 por ciento los servicios encadenan ya 51 meses de ascensos interanuales, 1,8 puntos superior a la registrada en octubre y la más alta desde mayo de 2017.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de los servicios aumentó un 7,3% en tasa interanual el pasado noviembre, 2,1 puntos más que en octubre.

En términos mensuales (noviembre de 2017 sobre octubre del mismo año) y eliminado el efecto de calendario y la estacionalidad, la facturación del sector servicios se disparó un 2,1 por ciento, su mayor alza desde abril de 2014.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.