Tendría que haber echado el cierre a finales de esta semana pero el éxito de visitas de la exposición temporal Una colección redescubierta. Tablas flamencas del Museo Lázaro Galdiano ha convencido a sus responsables para prorrogarla casi un mes más hasta el 25 de febrero.

La muestra atesora más de 60 obras de los primitivos flamencos de los siglos XV y XVI entre los que se encuentran El Bosco, Gerard David, Jan van Dornicke o Lucas Gassel. El filántropo José Lázaro Galdiano sentía una especial debilidad por este periodo artístico y adquirió a principios del siglo XX esta colección de pinturas en Londres y París.

Fue tal esta pasión que Galdiano fue el único coleccionista español que poseyó obras de Hieronymus van Aecken Bosch, conocido popularmente como El Bosco, y llegó a tener hasta cuatro cuadros de Adriaen Isenbrandt y cinco del Maestro de las Medias Figuras.

Uno de los rasgos predominantes de estas pinturas es que son tremendamente innovadoras. "Introdujo, por ejemplo, los cambios de relación entre el artista y su clientela", dice la conservadora jefe del museo Amparo López. Esto implicó que los pintores dejasen de trabajar solo para la Iglesia, la monarquía y la nobleza y ampliasen miras con clientes de la emergente y adinerada burguesía.

El periodo de las obras de la exposición abarca desde Jan van Eyck (1390-1441) hasta Pieter Bruegel el Viejo (1525-1569). Para la ocasión, además, se han restaurado diez tablas, ocho de ellas en el propio museo entre las que destaca La visión de Tondal, cuya autoría ha sido establecida recientemente como una obra del Taller del Bosco. Se trata de una pieza fascinante por su iconografía basada en el libro Visión de Tondalus impreso en 1484. En el relato se narra el viaje iniciático de un caballero del siglo XII de origen irlandés que visita durante 3 días el más allá y a su vuelta opta por la vida monacal. Las otras dos tablas, La Coronación de espinas o Las injurias de Cristo y La Virgen en oración se han restaurado en el Museo del Prado.

Cita para expertos en pintura flamenca

La muestra está dividida por escuelas o centros de producción y recorre diferentes plantas del museo. La primera planta se dedica por completo a 's-Hertogenbosch –ciudad natal del Bosco, la sala 17 de la segunda planta a la escuela de Amberes –donde ejercieron su profesión Quentin Metsys, el Maestro de las Medias Figuras, o Jan van Doornicke. Por último la tercera planta acoge la producción de ciudades como Bruselas o Brujas.

Como broche de oro, esta misma semana, los días 25 y 26 de enero, se celebrará en el museo un simposio internacional que contará con la presencia de especialistas como Alexandre Dimov del Institut royal du Patrimoine artistique, Paul Vandenbroeck del Koninklijk Museum voor Schone Kunsten Antwerpen o Fernando Checa, exdirector del Museo del Prado y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, uno de los máximos expertos del arte que abarca el Renacimiento y el barroco en nuestro país.