El más reciente se ha producido este domingo, sobre las 6.30 horas, se ha producido un accidente por salida de vía en la Avenida Baja Navarra y posterior choque contra un semáforo, que ha quedado arrancado de cuajo, causando también daños en el seto de la mediana central. Tras el accidente, el conductor se ha dado a la fuga aparcando el vehículo en una calle del Segundo Ensanche.

Gracias a la colaboración ciudadana una patrulla policial ha localizado al conductor cuando ya había aparcado el vehículo y se marchaba caminando. El conductor, varón de 22 años, ha realizado la prueba de etilometría arrojando un resultado triple del máximo legal permitido, por lo que ha sido detenido acusado de un delito contra la Seguridad Vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. En los próximos días deberá comparecer ante la autoridad judicial, ha informado la Policía Municipal.

Por otro lado, este sábado a las 23.00 horas, en la calle San Juan Bosco, un vehículo ha chocado contra otro que se encontraba estacionado. La patrulla policial que ha acudido al lugar, tras realizar la prueba de etilometría al conductor causante, varón de 57 años, le ha denunciado por superar la tasa máxima de alcohol permitida y se ha inmovilizado el vehículo para evitar que siguiera conduciendo.

También el sábado, a las 21.25 horas, se ha producido otro accidente por salida de vía y posterior choque contra una señal de tráfico en la Avenida Juan Pablo II. Durante ese momento fueron varias las llamadas de ciudadanos alertando e informando del accidente y también de que el conductor implicado circulaba por el barrio de Lezkairu en una condiciones de gran riesgo.

Las patrullas desplazadas al lugar localizaron el vehículo y a su conductor en una gasolinera de la zona. Esta persona, varón de 39 años, mostró en todo momento una actitud "muy alterada y poco colaboradora" con los policías, negándose a realizar la prueba de etilometría, por lo que fue trasladado a dependencias policiales tras proceder a su detención acusado de dos delitos: conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a someterse a la prueba de etilometría. El vehículo fue inmovilizado hasta que su conductor demostrase estar en las debidas condiciones para ponerse al volante.

Consulta aquí más noticias de Navarra.