Los hechos se produjeron esta semana, cuando una patrulla de la Policía Local circulaba por la Ronda del Tamarguillo y, al llegar a la confluencia con la calle Marqués de Pickman, fue requerida por un ciudadano que estaba forcejeando con otro que quería huir, según informa el Ayuntamiento en una nota.

De inmediato, los agentes intervinieron separando a ambas partes, tras lo que el hombre que había pedido ayuda indicó que el individuo con el que estaba forcejeando para impedir que huyera le acababa de fracturar el candado a su bicicleta con la intención de sustraerla, si bien él había llegado a tiempo de impedirlo.

Mientras esto sucedía, se personó en el lugar otra persona que portaba una tapa de alcantarilla, y que se acercó a los agentes explicando que era el propietario de una tienda de móviles ubicada en la zona centro de la ciudad, a la que unas horas antes le habían roto el escaparate lanzándole la tapa de alcantarilla que llevaba en la mano para intentar robar.

Este hombre aseguró que, tras haber visto el vídeo de las cámaras de seguridad instaladas en la tienda, reconocía como autor de los hechos al varón que presuntamente también había intentado intentó sustraer la bicicleta.

Ante tal situación, y dado además que el presunto autor de los hechos carecía de documentación alguna, los agentes procedieron a su traslado hasta dependencias policiales, informando a todas las partes de la puesta en conocimiento judicial de lo sucedido y de los pasos a seguir para formalizar las respectivas denuncias.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.