Gürtel
De izda. a dcha.: Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', responsable de la empresa Orange Market; Pablo Crespo, número dos de la trama Gürtel, y Francisco Correa, empresario y 'cabecilla' de la trama. EFE

Esta semana, las cabeceras de la prensa nacional abrían con los nuevos datos revelados en el juicio de la Gürtel valenciana, que arrancó el lunes y se retomó el viernes tras su suspensión el día 17.

Uno de los momentos clave llegó una semana antes, cuando el cabecilla de la trama, Francisco Correa, señaló al PP valenciano y a su entonces secretario general, Francisco Camps, como impulsores de los pagos en B; otro, cuando el miércoles 10 Correa alcanzó un acuerdo con la Fiscalía y reconoció por escrito la financiación ilegal del partido

Fue un punto de inflexión de cara al posterior juicio, pero no pareció tal en el Telediario de TVE. El 10 de enero, el espacio conducido por Pilar G. Muñiz no hizo mención alguna al hecho; una semana después, el pasado viernes 19, volvió a restar importancia a la vista y relegó la intervención del número dos de la trama, Pablo Crespo, a un quinto puesto en titulares, por detrás de sucesos como la caída de un árbol en Holanda debido al temporal. 

Una vez dentro del informativo, la noticia sobre la jornada en el tribunal se retrasó hasta el minuto 12, después de un cuarto del tiempo de emisión, algo que no pasó desapercibido: fueron muchos los que se levantaron en redes apelando a la falta de rigor. 

La información de la noche mejoró algo la posición del caso, aunque no llegó a la apertura. Tampoco se dio importancia a la declaración de Álvaro Pérez el Bigotes, en la que señaló de forma directa a Francisco Camps como responsable principal de la trama. 

El Consejo de Informativos, "preocupado" por la cobertura

Según publica el portal Vertele, el Consejo de Informativos de TVE se encuentra en trámites de investigación. La cobertura, aseguran, debe ser "estudiada globalmente" antes de emitir un dictamen; han expresado, eso sí, su "preocupación", más allá de la Gürtel, por "el hecho de que los telediarios de la cadena den cada vez más espacio a sucesos y acontecimientos llamativos", algo que "relega informaciones mucho más transcendentes".