La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás CEDIDA

La Región de Murcia ha acogido a un total de 330 Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) en 2017, una cifra superior a la suma de atendidos en los dos años anteriores. Así lo ha afirmado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, en una entrevista concedida a Europa Press en la que ha apuntado que en 2015 se acogió a 106 y en 2016 a 179 menores.

Estos menores, en su mayoría procedentes de Argelia (90%), alcanzaron las costas de la Región en distintas oleadas de llegadas de inmigrantes en pateras a lo largo del año. De estas llegadas, ha recordado Violante Tomás, hubo dos picos importantes: en el mes de octubre la consejería acogió a 165 menas y, durante el fin de semana del 18 y 19 de noviembre, llegaron a las costas de la Región de Murcia hasta 43 menores en tan solo dos días.

"Como no esperábamos esa avalancha, aprovisionamos de manera urgente un recurso a través de una fundación para la atención de los menores", ha recordado. Así, la llegada de MENAs motivó la apertura de la residencia El Peñasco el pasado 2 de octubre como centro de primera acogida y media-larga estancia, que gestiona la Fundación Arcos del Castillo. Inicialmente se prepararon 25 plazas, que después pasaron a ser 40 y, finalmente, se hizo una previsión para 54.

Posteriormente, se han habilitado otras 34 plazas en centros dependientes de la Fundación Diagrama, que se van a gestionar por el procedimiento de emergencia.

La consejera ha recordado que algunos de estos menores ya se han marchado con sus familias porque para ellos la Región es una zona de paso a otras comunidades autónomas o países europeos, donde están establecidos.

Pero quienes vienen sin su familia son tutelados por la Comunidad Autónoma ya que, cuando llegan menores extranjeros, es competencia de la Consejería de Igualdad de Oportunidades darles protección. Esta tutela se extiende hasta la mayoría de edad, aunque se ha puesto en marcha otro recurso de protección porque, cuando los jóvenes cumplen los 18 años, "no podemos dejarlos solos".

De este modo, a través de una colaboración de la consejería con Cáritas, estos chicos pueden estar atendidos tras alcanzar la mayoría de edad. Para ellos, se han puesto en marcha dos pisos tutelados, donde "pueden seguir preparándose y estudiando y, sobre todo, tener atención y un hogar".

Y es que, "por razones legales y humanitarias tenemos que atender a estos menores de edad que suben a una patera y ponen en riesgo sus vidas para buscar un futuro mejor", ha asegurado Violante Tomás a Europa Press, al tiempo que ha concluido "lo hemos hecho siempre y lo vamos a seguir haciendo".

Consulta aquí más noticias de Murcia.