Motos sustraídas
Motos sustraídas POLICÍA

Hasta el momento, la Policía ha esclarecido seis robos y ha recuperado cuatro motocicletas y varias piezas, todas sustraídas por los dos arrestados, ambos de nacionalidad polaca, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

La investigación arrancó a finales de noviembre a través de una llamada al 091 por el robo de una motocicleta en un garaje comunitario. Los agentes lograron sorprender in fraganti a uno de los autores, que fue detenido.

Tras las pesquisas, comprobaron que los sospechosos habían fracturado los candados con ayuda de una cizalla industrial. Intervinieron dos 'walkie-talkies', un dispositivo electrónico para rastrear frecuencias y una furgoneta de alquiler con la que los autores pretendían trasladar las motos sustraídas.

Los policías ubicaron el centro de operaciones del entramado en una vivienda situada en la localidad de la Zenia de Orihuela Costa. Este inmueble se encontraba alquilado por un mes, el periodo que coincidía con una oleada de robos de motocicletas en la zona.

MODUS OPERANDI

Los robos se llevaban a cabo de madrugada, cuando los arrestados utilizaban llaves magnéticas para acceder a los garajes comunitarios y, una vez dentro, fracturar los candados de las motocicletas con la ayuda de una cizaña industrial para después introducirlas en una furgoneta gracias a una plataforma de madera con ruedas. La furgoneta siempre era de alquiler y estaba preparada en su interior con sujeciones para el transporte de las motos.

Seguidamente, eran trasladadas hasta el domicilio que les servía como centro de operaciones. Allí despiezaban con tecnología mecánica específica las motocicletas y manipulaban los elementos de identificación para evitar su reconocimiento y recuperación. Tras ser embaladas y darles salida a través de una empresa de paquetería hasta Polonia, volvían a ser montadas y vendidas en el mercado negro.

Días después de la primera detención, la Policía arrestó a otro de los responsables de este entramado por un presunto delito de robo con fuerza, robo de vehículo, falsedad documental, daños y pertenencia a grupo criminal.

En el registro de su vivienda, los agentes hallaron en el patio dos palés llenos de paquetes embalados que contenían todas las piezas de una motocicleta de gran cilindrada, así como objetos de otras motos que figuraban como robadas. En ambos casos, estaban preparados para ser enviados a través de mensajería urgente a Polonia.

COLABORACIÓN EUROPEA

A través de la cooperación policial de Europol, los policías hallaron en Alemania un envío de tres paquetes con una motocicleta desguazada en cada uno de ellos. Por tanto, hasta el momento se han recuperado cuatro motocicletas completas y múltiples piezas de otras tantas.

Los dos detenidos, ambos de origen polaco y de 40 y 44 años, fueron puestos a disposición judicial y uno de ellos ha ingresado en prisión.

Consulta aquí más noticias de Alicante.