Tras las declaraciones de Roque Ortiz y la estrategia anunciada por el teniente de alcalde de Fomento de José Ballesta, ha señalado Gómez, "han quedado retratadas sus fechorías, y podríamos decir que han utilizado la sede del PP como una agencia de colocación y empleo, a costa del dinero de los murcianos, y con la clara intención de comprar sus voluntades cada 4 años".

"Pero esto no es todo", ha destacado el portavoz naranja, "desde Cs creemos que estos dos mandatarios del PP podrían estar obligando a las concesionarias a tener más trabajadores contratados de los que están obligados por sus contratos".

"Una situación", ha proseguido, "que también podría estar perjudicando a las arcas municipales, ya que, entendemos, que las empresas concesionarias no estén dispuestas a perder dinero y muy posiblemente puedan estar facturando ese sobrecoste en otros conceptos o gastos extras no contemplados en los pliegos de condiciones".

FISCALIZAR LA FACTURACIÓN

Por este motivo, Ciudadanos intensificará y centrará su fiscalización en revisar y controlar la facturación de las concesionarias "para evitar que los murcianos tengan que pagar la red clientelar del PP".

De igual modo, ha aseverado Gómez, "seguiremos reclamando y tomaremos todas las medidas necesarias para obtener los informes anuales de la gestión de todas las concesionarias, y que dichos informes sean públicos".

"Nuestra actuación", ha aclarado, "no va dirigida contra las concesionarios o contratistas, ni contra los trabajadores amenazados y tachados de marranos por Roque Ortiz, pero sí es nuestra obligación clarificar si los dirigentes del PP se han podido aprovechar de su cargo exigiéndoles a las empresas cláusulas fuera del pliego de condiciones; y a los trabajadores trabajo a cambio de votos".

"Desde Cs les pedimos a todos que cierren filas contra las malas prácticas políticas y nos ayuden a desmantelar este sistema injusto, intolerable y presuntamente delictivo", ha resaltado el portavoz de Cs.

Seguramente, ha añadido, "también son víctimas de un sistema instaurado desde hace más de 20 años"; y por eso "les pedimos que nos ayuden a acabar con él, en beneficio de nuestras instituciones y de la regeneración democrática".

Para el portavoz naranja, la actitud del alcalde Ballesta está siendo "absolutamente decepcionante y lamentable. "Tras sus declaraciones ha optado por quedarse en el lado de los que amenazan y compran votos y voluntades a cambio de trabajo".

Para finalizar, Gómez ha reprochado al primer edil que

"siga sin hacer nada contra la corrupción del PP y prefiera seguir siendo cómplice de estas supuestas prácticas ilícitas y compra de votos a cambio de favores a las que hizo referencia su edil Roque Ortiz".

Consulta aquí más noticias de Murcia.