Además, el fuerte viento del noroeste mantendrá con aviso de riesgo este sábado a Huesca, Gerona, Lérida y Tarragona donde se esperan rachas de unos 80 kilómetros por hora.

La jornada tendrá cielos nubosos o cubiertos y con precipitaciones en el Cantábrico oriental y serán más intensas y localmente persistentes en la segunda mitad del día en el extremo oriental del Cantábrico y en las zonas más altas de Pirineos donde no se descartan que sean puntualmente fuertes.

En Galicia, Cantábrico central, alto Ebro y prepirineo aumentará la nubosidad durante el día y puede haber precipitaciones débiles y dispersas.

La AEMET también ve probable que a primeras horas del día caiga alguna precipitación débil ocasional en Baleares y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve y predominarán los cielos poco

nubosos en el resto del país, aunque tenderá a aumentar la nubosidad en el resto de la mitad norte peninsular.

La cota de nieve se situará entre 1.200 a 1.400 metros y subirán a 2.000 a 2.200 metros.

En cuanto a las temperaturas, este sábado se prevén pocos cambios, aunque es probable que ascenderán las diurnas en el Cantábrico, alto Ebro, sur de Aragón y sureste peninsular mientras que las heladas débiles afectarán a las zonas de montaña y las dos mesetas.

Finalmente, los vientos alisios soplarán en Canarias y el viento de componente oeste afectará al resto, con intervalos de intensidad fuerte en el litoral cantábrico, entorno del bajo Ebro, Pirineos y zonas de Baleares y Canarias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.