En la última sesión del juicio, la defensa del feriante modificó sus conclusiones y reconoció que su cliente, "en un acto instintivo", golpeó en la cabeza a la víctima pero sin intención de acabar con su vida.

Por su parte, en sus conclusiones definitivas, la Fiscalía mantuvo la petición de una pena de prisión de 13 años para el hombre.

En la lectura de las conclusiones definitivas, la letrada del procesado cambió de estrategia y reconoció la autoría de los hechos, pese a que en la primera jornada solicitaba la libre absolución del hombre alegando que la víctima había fallecido como consecuencia de la caída.

Frente a esto, la Fiscalía mantuvo la petición de 13 años de prisión para el acusado, J.A.A., nacido en Portugal, por un delito de homicidio. Para el Ministerio Público, mató a su compañero feriante propinándole un "fuerte" golpe en la cabeza con un nivel de aluminio.

Mientras, la acusación particular rebajó su petición de condena a 20 años de prisión -antes solicitaba 25- por un delito de asesinato. Ahora el jurado considera los hechos homicidio con dolo eventual, aceptación previa por parte de una persona de la posibilidad de que se produzca una determinada consecuencia debido a su actuación.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.