La piscina del Tiro de Línea antes del accidente de 2013.
La piscina del Tiro de Línea antes del accidente de 2013. ARCHIVO.

La piscina pública del centro deportivo Tiro de Línea fue construida en los años 70 y remozada integralmente en 2004, cuando comenzó a funcionar todos los meses del año al ser equipada con una cubierta presostática. No obstante, el 19 de enero de 2013 las fuertes rachas de viento que castigaron aquella jornada la ciudad hispalense acabaron por arrancar la cubierta de esta instalación deportiva que, desde entonces, sólo ha funcionado los meses de julio y agosto al no necesitar cubrición durante la época estival.

Otro de los factores que pesaban sobre la situación del recinto era el de las importantes pérdidas de agua detectadas en el vaso de la piscina, que ascendían a 240 metros cúbicos al día durante los dos meses del verano de 2013 en los que funcionó la citada instalación. La pérdida diaria de 240 metros cúbicos de agua, según un informe del IMD recogido por Europa Press, implicaba por aquel entonces un sobrecoste mensual de aproximadamente 13.320 euros.

No obstante, y tras no pocas actuaciones, informes técnicos más recientes fijaban en 103 metros cúbicos de agua al día las fugas de la instalación, siendo este aspecto objeto de numerosas intervenciones, para solventar las pérdidas. De cualquier modo, el compromiso electoral del Gobierno municipal del PSOE era restituir la cubierta de la piscina, para que la misma vuelva a funcionar todo el año.

OBRAS EN MARCHA

Y en efecto, el actual Gobierno local socialista ha impulsado un proyecto presupuestado con más de 1,6 millones de euros, para la reforma completa del recinto de la piscina, así como la instalación de un pórtico perimetral de hormigón sobre el vaso de la piscina, para la instalación de una nueva cubierta telescópica.

Las obras fueron adjudicadas a la empresa Easy2000 por 1,6 millones de euros y comenzaron en octubre de 2016 con un plazo de ejecución de unos ocho meses, con lo que se atisbaba el verano de 2017 para la reapertura definitiva de la piscina.

Pero el pleno celebrado en julio de 2017 por el Ayuntamiento incluyó ya una modificación del anexo de inversiones de los presupuestos del IMD, para dar cobertura a una "segunda modificación de la obra" de la piscina del Tiro de Línea, toda vez que el concejal de Deportes, David Guevara, defendía el plazo del "segundo semestre" de 2017 para la culminación del proyecto.

En el pleno celebrado en octubre por el Ayuntamiento, el concejal insistía en que la piscina del Tiro de Línea estaría operativa "seguramente" antes de que acabase 2017, defendiendo que se trata de una "obra muy compleja". La asociación Santa Genoveva-Tiro de Línea, muy reivindicativa con la reapertura definitiva de la piscina, manifestaba no obstante a Europa Press hace pocos días, que aún no contaba con "confirmación alguna de cuándo" entrará en funcionamiento este emblemático equipamiento deportivo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.