La Navidad altera las conductas y acelera la ruptura de las parejas

  • El mayor número de separaciones y divorcios se plantea en los tres primeros meses del año.
  • Los conductores están más tensos, hay más peleas en las cárceles y los alumnos están nerviosos.
  • ENCUESTA: ¿Te genera ansiedad la Navidad?
Las compras navideñas colapsan de tráfico los centros urbanos. (ARCHIVO).
Las compras navideñas colapsan de tráfico los centros urbanos. (ARCHIVO).
ARCHIVO

Pese a ser una fiesta entrañable, no todo es paz y amor en Navidad. Prueba de ello es que el 60% de los pacientes con trastornos de ansiedad empeoran en esta época, según el Instituto Aragonés de la Ansiedad. Los compromisos, las reuniones familiares, los regalos... hacen que el nerviosismo se extienda a muchos ámbitos.

Parejas

Se disparan los divorcios. El mayor número de demandas de separación y divorcios se da tras las Navidades, entre enero y marzo, según datos del Consejo General del Poder Judicial. En el primer trimestre de 2006 se registraron 44.701; en el segundo, 41.053; en el tercero 28.998 y 40.876 en el último. En el primero de 2007 fueron 40.630 y en el segundo, 37.125. "Conviven con la familia de ambos, pasan más tiempo juntos y las diferencias son más evidentes", explica María Jesús Nieto, presidenta de la Asociación Madrileña de Terapia de Parejas. "Los gastos y los niños agudizan la tensión".

Tráfico

Nervios al volante. El aumento de los desplazamientos para las compras de Navidad genera más tráfico, colapsos en el centro de las ciudades y colas para aparcar en las superficies comerciales. Todo esto aumenta el estrés del conductor y genera mayor hostilidad al volante y más altercados, según confirma Juan Antonio Sánchez-Trillo, psicólogo del departamento de Seguridad Vial del RACE.

Prisiones

Aumentan los conflictos. La Navidad es un motivo más de preocupación para los vigilantes de las cárceles españolas, ya de por sí caldeadas por el problema de la masificación. "Hay más de 66.000 reclusos, cuando la capacidad óptima es de 39.000", afirma J. Ramón García, presidente del sindicato de prisiones CSI-CSIF. Según él, no hay día en que no se produzcan altercados y agresiones, y en Navidad la situación empeora porque los presos "añoran lo que hay fuera y se ponen más nerviosos. Les cambia el humor".

Educación

Notas y vacaciones. Conforme se acercan las vacaciones, la ansiedad invade las aulas. "Es como un anticipo de las vacaciones de verano", recuerdan desde el sindicato de profesores ANPE. Además de las fiestas, "los alumnos están esperando nerviosos las notas, y muestran el cansancio de los tres primeros meses de clase". Las peores horas son las de la tarde, aunque la gran preocupación para padres y profesores llegará el viernes, el último día de clase, e institucionalizado como el "día de las pellas", una jornada en la que los chavales deambulan a sus anchas por las calles.

Sanidad

Urgencias y buenas intenciones. Los nervios en las salas de espera de los hospitales se atenúan, según Manuel Rodríguez, secretario de la Federación de Sanidad de CC OO en Madrid: "Todos intentan poner de su parte. El personal se acerca más a los enfermos y los usuarios son más pacientes con los que trabajan en Nochebuena y Nochevieja". La calma es necesaria en una época en que, según la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, los sanitarios trabajan el doble por la falta de suplentes y las urgencias derivadas de los excesos.

Una fecha crítica

Nuria Cruz psicóloga clínica

"Las Navidades suelen ser unas fechas críticas para todos aquellos que sufren ansiedad. Aunque afecta a hombres y mujeres, éstas la acusan más porque suelen ser ellas las que cargan con la organización de las cenas, comidas, etc. Además de un plus de obligaciones, las Navidades conllevan la exigencia de que todo tiene que ser especial, perfecto, y eso genera una tensión que no facilita pasarlo bien. Normalmente se coincide con la familia política, con lo que es más fácil que surjan problemas. Además, se suele hacer balance del año y la gente se siente más sensible y vulnerable. A ello se suma el desembolso económico, que estresa mucho. Todo ello convierte la Navidad en una situación de riesgo, por lo que en el Instituto Aragonés de la Ansiedad nunca damos un alta en esta época del año".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento