En este proceso de participación público se abre la posibilidad a la población de hacer aportaciones de manera telemática antes de la elaboración del borrador oficial del proyecto, por medio del Portal de Participación Ciudadana.

Para ello, se informa sobre los problemas que se quieren solucionar con el nuevo plan, la necesidad y la oportunidad de la aprobación, los objetivos y las posibles soluciones alternativas, regulatorias y no regulatorias, que se consideran adecuadas.

En este caso, el objetivo es crear un instrumento de planificación para regular la prevención y la gestión de residuos peligrosos y poder hacer más eficiente su tratamiento, aparte de solucionar los problemas en la obtención de datos dada la complejidad de las responsabilidades administrativas en esta materia en el contexto balear.

Además busca proteger la salud humana y mejorar la calidad del medio ambiente estableciendo en un único documento la política de prevención y gestión de los residuos peligrosos producidos en las Islas y, de este modo, evitar dispersión de información y minimizar los impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud de las personas.

Esta política seguirá la jerarquía de residuos y, por lo tanto, el objetivo principal será la prevención, seguida de la gestión de los residuos que no se puedan evitar.

También se quiere adaptar, definir y aclarar las responsabilidades de cada administración implicada en la gestión de los residuos peligrosos y hacer una planificación coordinada entre todas ellas (Govern, Consells Insulars y Ayuntamientos), con el fin de potenciar sinergias.

Por otra parte, otro objetivo es establecer la relación entre este instrumento de planificación en materia de residuos peligrosos y el resto de instrumentos en la materia; y definir objetivos específicos de prevención y gestión basados en la normativa vigente actualmente en el ámbito europeo y estatal.

En la medida de lo posible, los objetivos fijados se determinarán teniendo en cuenta las propuestas de modificación de las directivas que actualmente están en proceso de tramitación en el Parlamento Europeo y también del Anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminantes de Baleares que salió este jueves a exposición pública.