La parlamentaria socialista, Araceli Maese
La parlamentaria socialista, Araceli Maese EUROPA PRESS/ PSOE

Según informa la formación socialista en una nota, esta nueva ayuda que oscila entre los 420 y los 780 euros mensuales dependiendo del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) y que sustituye al Ingreso Mínimo de Solidaridad, cuenta con una dotación de 198 millones de euros este año.

"Se trata de un nuevo derecho subjetivo garantizado legalmente para impulsar la integración no solo social sino laboral de las personas que lo vayan a percibir y que va a atender situaciones de exclusión y pobreza", ha explicado Maese, recordando que "de acuerdo con el decreto ley, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), junto con los servicios sociales comunitarios del municipio donde resida la persona solicitante, diseñará un plan de inclusión sociolaboral personalizado que incluirá las actuaciones y medidas que se deberán desarrollar".

Asimismo, la parlamentaria ha abundado en que "el objetivo es atender a la persona y sus responsabilidades familiares para que pueda reconducir su situación cuanto antes, de hecho, el decreto-ley prevé la posibilidad de suspender de forma temporal la percepción de la renta mínima en el supuesto de que se suscriba un contrato de trabajo con una duración entre uno y seis meses".

La parlamentaria andaluza además ha aclarado que a la hora de conceder la Renta Mínima no se computarán las pensiones de alimentos, las remuneraciones por acogimiento familiar, las prestaciones por hijo a cargo, las pensiones de orfandad, las prestaciones económicas derivadas de la Ley de Dependencia, y las becas para educación o la formación y el transporte.

Otra de las novedades es la unificación de los criterios de situación de urgencia o emergencia social, cuyo procedimiento se acordará o desestimará en el plazo máximo de cinco días hábiles desde la entrada del expediente en la delegación territorial.

A juicio de la dirigente socialista, "volvemos a ser pioneros en Andalucía y por eso queremos que el Gobierno tomase buena nota, ya que es necesario que se configure un sistema de garantía de rentas mínimas de carácter estatal para todas las personas y familias en situación de vulnerabilidad y de exclusión social o en riesgo de estarlo".

"Porque, entre otras cosas esta prestación surge ante el deterioro de la cohesión social agravado por el aumento de la desigualdad y la precariedad que ha traído consigo la reforma laboral del Gobierno central", ha incidido Maese.

De igual modo, ha detallado que "la Renta Mínima de Inserción trae un nuevo modelo de atención basado en criterios de universalidad, donde se da prioridad a las familias con hijos menores de edad, a las unidades familiares monomarentales/monoparentales, y también se le va a dar prioridad a las mujeres víctimas de violencia de género".

Entre los requisitos, se establece estar empadronados de forma estable desde al menos un año antes y que el solicitante tenga una edad de entre 25 y 64 años y esté inscrita como demandante de empleo en el SAE.

Los posibles beneficiarios son personas de entre 18 y 24 años si tienen menores o personas con discapacidad a su cargo; personas de menos de 17 años que tengan menores con discapacidad a su cargo o que hayan sido víctimas de violencia de género; personas huérfanas de ambos progenitores; víctimas de violencia de género; las que han estado tuteladas por la Junta hasta la mayoría de edad; las que tienen un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento; las que se encuentran en situación de emergencia social e incluso las mayores de 65 años con menores a cargo.

"Nos sentimos orgullosos de la sensibilidad del Gobierno andaluz de Susana Díaz hacia todos todas las personas que puedan encontrarse en una situación de vulnerabilidad social", ha señalado Maese que recuerda que el decreto ley ha sido elaborado con la colaboración de la Comisión Promotora de la Iniciativa Legislativa Popular relativa a la Renta Mínima, de la que forman parte los sindicatos UGT y CCOO, las Asociaciones de Consumidores Facua y UCA y otras entidades como Cepes y la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

En este punto, ha criticado "la actitud de Podemos e IU, mientras que del PP nos lo esperábamos al abstenerse en la convalidación del Decreto-ley de la Renta Mínima de Inserción Social en Andalucía.

"Al hacerlo en esa pinza vergonzante que reproducen, ignoran la petición de quienes representan a los más desfavorecidos ya que han sido esas organizaciones promotoras de Iniciativa Legislativa Popular de la renta mínima las que han estado negociando con la Junta este decreto-ley y han pedido el apoyo a este sistema de todos los grupos parlamentarios y el compromiso de su mantenimiento en los próximos presupuestos", ha apostillado Maese.

"Podemos, IU y PP cierran puertas, todos miran hacia otro lado y no se comprometen con los más vulnerables, con quienes más lo necesitan", ha abundado al tiempo que ha advertido de la contradicción en que incurren pues las tres formaciones apoyaron la aprobación de la Ley de Servicios Sociales, norma de la que surge esta iniciativa.

"No han sido capaces de valorar la gestión del Gobierno andaluz y se han quedado sin argumentos para justificar su falta de apoyo a una medida que está pensada, simplemente y no hay que buscar más, para dar una respuesta a las personas que atraviesan dificultades", ha lamentado la parlamentario, para quien "esta medida es parte del modelo del PSOE de políticas progresistas y de izquierdas por las que sin duda vamos a apostar pensando en la recuperación de derechos para las personas para que nadie se quede atrás".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.