Aunque el contrato se licitó por un importe de de 6.340.035 millones de euros al año, finalmente se ha adjudicado por 5.936.579 al asumir el licitador una rebaja de un siete por ciento en gastos generales y beneficio industrial.

La empresa adjudicataria, ha explicado Ruzafa, se encargará durante los próximos cuatro años de la limpieza y acondicionamiento de playas y zonas verdes; y del montaje, desmontaje y mantenimiento de infraestructuras y mobiliario para uso y disfrute de las playas.

Además, también se ocupará del tratamiento de residuos, conservación, mantenimiento, limpieza y mejoras de las zonas verdes públicas, parques, jardines, Orquidario, arbolado urbano, fuentes públicas, mobiliario urbano, áreas infantiles, macetería ornamental del casco urbano y equipamientos biosaludables del municipio.

El mantenimiento y la explotación del Orquidario, que incluye el contrato, no supondrá gasto a las arcas municipales, ya que el coste de personal se sufragará con los ingresos procedentes de las entradas de los no empadronados, ha aclarado.

En cuanto al criterio del Ayuntamiento para la adjudicación del servicio, el teniende de alcalde ha explicado que se han regido por "un único criterio objetivo y transparente", de forma que, entre las 40 propuestas, ha obtenido mayor puntuación la empresa con mayor rebaja en gastos generales y beneficio industrial.

PARQUES PÚBLICOS Y ZONAS VERDES

En relación al servicio de zonas verdes públicas, Ruzafa ha destacado que estos espacios se han incrementado en un 22,50 por ciento en los últimos cuatro años, pasando de tener una superficie de 498.000 a 619.337,86 metros cuadrados.

Además, ha destacado que a esto se suman las 4.700 nuevas unidades de arbolado urbano y periurbano, así como 13.425 unidades de macetería colocadas en las "casi 100 calles renovadas y embellecidas con el proyecto 'Estepona, Jardín de la Costa del Sol', que se ha convertido en la seña de identidad y en el motor turístico y económico de la ciudad".

Entre las actuaciones y mejoras que ejecutará la nueva adjudicataria destaca la adquisición de nueva flota -diez camiones, vehículos, cortacéspedes, y maquinaria menor- y otras actuaciones en fuentes; puesta a punto de los parques infantiles; automatización del riego en zonas verdes; y mejoras en el vivero municipal y en diversas instalaciones necesarias para el servicio por un importe de un millón de euros.

Además de un gasto corriente anual de 588.000 euros para reparaciones, suministro de arbolado, planta y material para vivero, mantenimiento de parques infantiles y biosaludables, de mobiliario urbano o de otros elementos, "dado que se trata de zonas que necesitan un mantenimiento continuo", ha explicado.

También incorporará nuevas zonas verdes bien por recepción por parte del Ayuntamiento de nuevos desarrollos urbanísticos o por finalización de parques y jardines por parte del Consistorio o cualquier otra causa que obligue al Consistorio a mantener o conservar espacios verdes públicos.

Todas estas incorporaciones, ha insistido Ruzafa, correrán a cargo del contratista sin coste añadido para el Consistorio, hasta un incremento de superficie del 15 por ciento con respecto a la contemplada en el contrato. Igual obligación de mantenimiento corresponderá al contratista en cuanto al incremento de macetería hasta un 20 por ciento más de la actualmente existente.

PLAYAS

En relación al cuidado y mantenimiento de las playas, la zona a tratar asciende a 500.000 metros cuadrados, aproximadamente. El contrato incluye la obligación de la adjudicataria de mantener hasta un 15 por ciento más de nuevas superficies o zonas de playa a tratar.

Además de los medios existentes, la nueva concesionaria invertirá un total de 911.640 euros en la adquisición de nueva maquinaria. En concreto, seis tractores y dos máquinas para la limpieza de playas, una plancha, un remolque, dos máquinas despedregadoras, tres furgones, dos vehículos 4x4 de inspección, 2.000 metros lineales de pasarelas, 50 papeleras, 20 duchas/lavapiés, dos módulos de salvamento y cuatro módulos de servicios/aseos múltiples y cartelería.

En cuanto al personal, en la actualidad, el servicio de playas cuenta con 41 trabajadores subrogados, entre fijos y fijos discontinuos, a los que habrá que sumar un jefe de servicio, tres conductores con contrato de seis meses, dos peones con el mismo contrato, una limpiadora con contrato de medio año y el aumento de cuatro a seis meses para los contratos de los fijos discontinuos subrogados.

Asimismo, ha explicado el teniente de alcalde, se contempla la inversión de 242.100 euros para la contratación de seis nuevos trabajadores y ampliación de los contratos existentes, con el objetivo de potenciar e intensificar el cuidado de estos enclaves turísticos.

Además, a partir de ahora, la temporada alta pasará de cuatro a seis, por lo que se ampliará de abril a octubre para dar mejor respuesta a las necesidades turísticas del municipio, ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.