El Ministerio Fiscal solicita 20 años de internamiento psiquiátrico para un hombre, enfermo mental, acusado de asesinar a su madre en su casa de Gijón, a la que supuestamente estranguló en el domicilio familiar.

Según la nota de prensa remitida desde la Fiscalía, la Acusación pública entiende que el acusado, que padece un trastorno mental y del comportamiento compatible con una esquizofrenia paranoide, tenía sus facultades anuladas en el momento de los hechos. La vista oral se celebrará, a partir del próximo 19 de febrero, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial con sede en Gijón, bajo la figura del jurado popular.

De acuerdo al relato fiscal, sobre las 7.00 horas del 29 de noviembre de 2016 el acusado, sabiendo que su madre había pasado la noche durmiendo en el sofá del salón de la planta baja de la vivienda donde residían, en Gijón, y cuando ella aún permanecía acostada, entró en el estancia, lo que provocó que la mujer se despertara.

Esta, medio dormida, le preguntó qué hora era, momento en que el acusado, de manera inesperada, se abalanzó sobre ella y, con intención de acabar con su vida, le apretó con ambas manos el cuello y la estranguló, provocando su muerte por asfixia. La víctima no pudo defenderse.

Asimismo, la Fiscalía hace constar que la víctima dormía en el salón desde el mes de julio de ese mismo año, después de que fuera operada del hombro izquierdo, en el que le pusieron prótesis, y aún estaba

convaleciente. Tras los hechos, el acusado fue caminando hasta la Comisaría, desde la parroquia gijonesa de Monteana en la que residía con sus padres y hermanas, para comunicar que había matado a su madre.

El hombre, según informe psiquiátrico y de los médicos forenses, padece un trastorno mental y del comportamiento compatible con el diagnóstico de esquizofrenia paranoide, estando los hechos en conexión con su delirio. Es por ello, que la Fiscalía considera que en el momento de cometer el crimen tenía su capacidad de discernimiento y autogobierno anulada.

Por todo ello, considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con alevosía del artículo 139.1 del Código Penal, con la eximente de enajenación mental, la atenuante de confesión y la agravante de parentesco.

En este sentido, solicita la absolución del acusado y su internamiento en un centro psiquiátrico durante 20 años, privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante diez años, así como diez años de libertad vigilada. consistente en someterse a tratamiento externo o control médico periódico. En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a su padre con 50.000 euros y con 20.000 a cada una de sus dos hermanas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.