El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha manifestado este viernes que la posición adoptada por el Grupo popular respecto a la aprobación del proyecto presupuestario de 2018 es directamente "inaceptable", al intentar "imponer" su propio presupuesto "alternativo" al margen del resto de grupos y del procedimiento ya emprendido. Por eso, ha aseverado que no piensa "dilatar más" la tramitación del presupuesto y ha llamado a que cada fuerza se "retrate" en la comisión de Hacienda, fijada para el próximo martes.

Hablamos de los contactos de los grupos políticos del Ayuntamiento de Sevilla para la aprobación del proyecto presupuestario del Consistorio y sus sociedades y organismos satélite para 2018, que asciende a aproximadamente 960 millones de euros. El nuevo proyecto presupuestario del Gobierno local socialista, como ya ocurriera con los anteriores, está marcado por un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos, con medidas por importe de casi 50 millones para que la formación naranja apoye el texto.

En el contexto de tales contactos, pues el PSOE gobierna el Ayuntamiento en franca minoría y necesita el respaldo o abstención de al menos dos grupos para que prospere su proyecto presupuestario, el propio Espadas detectaba "elementos en común" entre su proyecto presupuestario y las ideas y prioridades del PP. No obstante, el PP ha canalizado sus propuestas no como enmiendas al proyecto presupuestario inicial del Gobierno local, sino en forma de "presupuesto alternativo".

Pero en un contexto en el que el proyecto presupuestario afronta el trámite de la comisión de Hacienda, donde son votadas las enmiendas de las fuerzas de oposición al documento original, para que sean incorporadas las que se aprueben, la Intervención y la Secretaría General del Ayuntamiento determinaron que el citado "presupuesto alternativo" del PP carece de base normativa para su debate y votación como tal en la comisión de Hacienda, que como se ha señalado se circunscribe al ámbito de las enmiendas individualizadas.

Y aunque los grupos municipales proponían al PP que transformase en enmiendas convencionales el contenido de su "presupuesto alternativo", el portavoz del Grupo popular, Beltrán Pérez, reclamaba al alcalde "voluntad política" para alcanzar un acuerdo en torno al "presupuesto alternativo" de los populares, al objeto de que decayesen tanto el proyecto presupuestario original como el propuesto por el PP, y se diese lugar a "un nuevo texto presupuestario" con "las medidas del PP".

NUEVO GIRO

Frente a ello, el Gobierno local socialista trasladaba recientemente al PP un borrador de acuerdo presupuestario, ante el cual los populares han anunciado una "contraoferta concreta y solvente", bajo la premisa de que el documento del PSOE no se atendría al contenido de los contactos entre ambas fuerzas y "el modelo de ciudad propuesto en el presupuesto alternativo del PP no puede ser desguazado en un puñado de enmiendas".

Dada esta situación, el alcalde hispalense ha decidido, finalmente, convocar para el martes la reunión de la comisión de Hacienda, al objeto de que sean sometidas a votación las enmiendas de cada fuerza política al proyecto presupuestario original, toda vez que los altos funcionarios del Ayuntamiento no consideran como enmienda el "presupuesto alternativo" del PP.

Al respecto, Espadas ha manifestado este viernes, que a estas alturas ya ha quedado claro que el PP "ha rechazado cualquier posibilidad de acuerdo" y "exige romper el actual procedimiento, obviar al resto de grupos municipales, imponer su proyecto de presupuesto e iniciar" otro procedimiento presupuestario, incrementando "dos meses" la demora que ya sufre la aprobación de las cuentas municipales.

"El único proyecto de presupuesto que puede haber encima de la mesa es el del Gobierno, que puede incorporar modificaciones por parte de los grupos municipales, pero no puede ser sustituido por el proyecto de un partido de oposición", ha avisado el alcalde, tachando de "inaceptable" la posición del PP.

"No es posible que un grupo quiera imponer que este proceso presupuestario, abierto con sus enmiendas, la convocatoria de la comisión de Hacienda y la participación de los grupos, termine porque lo dice el portavoz del PP y vuelva a comenzar desde el principio, olvidando los derechos y la legalidad", ha criticado Espadas, insistiendo en que el PP ha adoptado una actitud "inaceptable", bajo la premisa de que "el proyecto presupuestario tiene que ser el suyo y sólo el suyo".

"NO VOYA A DILATAR MÁS EL PROCESO"

"Ya está bien de pensar en el interés personal de algunos en su trayectoria. No voy a dilatar más el proceso (presupuestario) por una estrategia política del PP para retrasar y bloquear", ha enfatizado el primer edil, aseverando que una vez convocada para el martes la reunión de la comisión de Hacienda, cada grupo "tiene la responsabilidad de votar lo que considere" frente a las enmiendas planteadas y "retratar" claramente su posición.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.