Foto
Foto EUROPA PRESS

Este proyecto, que desarrolla el Área de Innovación Tecnológica Social de Sinpromi y que ejecutan una pedagoga y una logopeda, ha sido presentado hoy viernes por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la consejera de Acción Social y vicepresidenta de Sinpromi, Coromoto Yanes; el responsable de la Asociación Horizonte, Francisco Santamaría; la responsable del Área de Innovación Tecnológica Social de Sinpromi, Virginia González, y dos beneficiarios del proyecto, Álvaro Álvarez y Diana Esther Educ.

En su intervención, Carlos Alonso explicó que se trata de un proyecto que el Cabildo desarrolla "con el corazón" y con "mucho empuje" para avanzar en un objetivo que para la Corporación insular es prioritario, como es que la inclusión llegue también al ámbito digital y que la tecnología no sea una barrera, sino una herramienta más para la inclusión de las personas con discapacidad.

Coromoto Yanes, por su parte, destacó que este proyecto es un ejemplo del trabajo conjunto para seguir rompiendo barreras y poder mejorar la comunicación de las personas que presentan alguna discapacidad. En este sentido, puso en valor que con 'Mírame para Escucharme' se ha logrado establecer acciones colaborativas y trabajos en red entre todas las entidades participantes.

El responsable de la Asociación Horizonte resaltó que esta iniciativa ha supuesto para los centros la posibilidad de poder utilizar sistemas aumentativos y alternativos de comunicación como un instrumento de expresión eficaz con los usuarios, y transversalmente también ha permitido la implementación de una novedosa tecnología de comunicación e información en los entornos de trabajo.

Uno de los beneficiarios del proyecto, Álvaro Álvarez, contó que lleva tres años utilizando la tablet para comunicarse en su día a día y que incluso le ha permitido hacer entrevistas en radio. Diana Esther Educ, por su parte, señaló que el uso de la tablet como sistema de comunicación le permite hablar con sus compañeros, sus profesores y, sobre todo, con su familia, así como para expresarse en público.

MÍRAME PARA ESCUCHARME

La responsable del Área de Innovación Tecnológica Social de Sinpromi, Virginia González, explicó que 'Mírame para Escucharme' se originó en abril de 2016 por las barreras de comunicación que sufren muchas personas que pueden ser uno de los motivos principales para que se sientan poco incluidas en la sociedad. Así, su objetivo es asesorar en la introducción de herramientas y tecnologías de apoyo que facilitan la accesibilidad cognitiva con el fin de garantizar la comunicación y la creación de entornos inclusivos para todas las personas.

En este proyecto participan 25 centros ocupacionales y entidades sociales de la isla, que reciben formación en innovación tecnológica, sistemas alternativos de comunicación y aplicaciones para dispositivos móviles. El proyecto facilitará la mejora de la comunicación de unas 900 personas usuarias de centros ocupacionales y entidades sociales de Tenerife, con distintos niveles cognitivos, mediante la formación de los profesionales que las atienden, unos 366 en total. El proyecto tendrá como resultado final la creación del primer diseño metodológico para la introducción de tablets y soportes móviles para personas con diversidad funcional.

La celebración de sesiones de trabajo itinerantes en los centros ha permitido exponer el trabajo y metodologías de cada entidad, realizar charlas formativas sobre tecnología, innovación educativa y metodologías pedagógicas para personas con diversidad funcional, así como establecer pautas de trabajo común para implementar un sistema de comunicación pictográfico que utiliza la tecnología como soporte principal (tablets y soportes móviles).

Tras la finalización del proyecto, estas entidades aspiran a convertirse en la primera red insular y órgano asesor en materia de sistemas alternativos de comunicación de la isla. Asimismo, Sinpromi consciente de que este servicio puede beneficiar a otras personas con perfiles diferentes, ha firmado convenios con la Asociación de Parkinson de Tenerife, Apanate, Aten y Afate con el fin de convertirse en asesor tecnológico para implementar las tecnologías como elemento de integración.