La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo.
La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo. EUROPA PRESS

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, afirmó este viernes que "en la cabeza de cualquier persona normal" se entiende que la Presidencia de la Generalitat de Cataluña "no se puede ejercer" de otra manera que "estando en el sitio", en línea con la propia "esencia" de los cargos públicos, y rechazó así la posibilidad de que Carles Puigdemont sea investido o gobierne desde Bruselas, como él mismo planteó este viernes en una entrevista radiofónica.

"No vemos a Puigdemont en el futuro de Cataluña", dijo Calvo, que consideró que "parece una broma" la idea de que "se puede gobernar desde fuera" un territorio "de la envergadura de Cataluña". "Si no fuera porque [Puigdemont] lo dice, pensaríamos que es una broma", insistió la dirigente socialista, que advirtió de que "jurídicamente" no es posible "adelantarse" a la decisión de la Mesa y la Presidencia del Parlament, que decidirá si acepta la candidatura de Puigdemont.

Preguntada por la reunión mantenida por el ex secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT –encuentro revelado por eldiario.es–, Calvo afirmó que "no es una deslealtad", que Rubalcaba "es dueño de su agenda", y que "la posición del PSOE la construyen la Ejecutiva y su secretario general". "El propio secretario general ya ha dicho que le parece bien que cualquiera se reúna", zanjó.

Calvo también se pronunció sobre la prisión permanente revisable, que la familia de Diana Quer, junto a otras cuatro, pide que se mantenga. La número cuatro del PSOE, que apuesta por derogarla, consideró que los debates sobre el código penal deben hacerse "con mucha calma" y que las normas no pueden reformarse "en el fragor de un dolor". En todo caso, subrayó que ahora "toca acompañar el dolor" de la familia y no hablar de reformas legislativas.

En cuanto a los últimos sondeos, que reflejan un importante ascenso de Cs y una fuga de votos de Podemos que no termina de recalar en el PSOE, Calvo aseguró: "No nos preocupan las encuestas de El País, nos preocupa el país. Nosotros a lo nuestro". Calvo insistió en que los socialistas están volcados en trabajar mano a mano con la sociedad civil, desde ahora y hasta mayo o junio, para construir diez acuerdos de país que, posteriormente, llevarán al Congreso.