RUED ADE PRENSA CIUDADANOS SOBRE ROQUE ORTIZ
RUED ADE PRENSA CIUDADANOS SOBRE ROQUE ORTIZ CS

La formación Ciudadanos ha exigido este viernes, tanto al alcalde de Murcia, José Ballesta, como al presidente regional, Fernando López Miras, que "dejen de ponerse de perfil con la corrupción y de cobijar comportamientos vergonzosos" y ha pedido que "cesen de inmediato al concejal Roque Ortiz".

Así lo han afirmado el portavoz regional de Ciudadanos, Miguel Sánchez, y el portavoz del grupo municipal en Murcia, Mario Gómez, en una comparecencia en la que también han estado presentes ediles y pedáneos de la formación naranja en la capital murciana.

Miguel Sánchez ha lamentado que este jueves, el Día de la Región en Fitur, "nos encontráramos con el bochorno y la vergüenza de constatar que, como en el caso del 3 por ciento de Cataluña, tenemos un problema con la corrupción y las redes clientelares diseñadas para que el dinero público financie la compra de votos y voluntades", unas acciones que ha calificado de "mafiosas".

Sánchez cree que esta estructura "no solo existe el municipio de Murcia, sino en toda la Región", al tiempo que ha recordado la presencia del número dos del PP, Miguel Ángel Miralles, en la "foto de la vergüenza", como ha subrayado. "Ni él ni López Miras han movido por ahora un dedo, después de decir que iba a sacar a patadas a los corruptos", ha criticado, "lo que nos demuestra que solo eran palabras vacías frente a prácticas mafiosas y corruptelas".

A su vez, ha añadido el portavoz regional, "hay una trama clientelar, una red que ahora conocemos cómo funciona: yo te doy una concesión con dinero público, con dinero de todos los murcianos, y tú me votas". Para eso, ha lamentado, "sirve el presupuesto público, para comprar votos y voluntades".

Sánchez también ha querido transmitir un "mensaje de tranquilidad a los murcianos", ya que "Ciudadanos está aquí para regenerar la vida pública, y vamos a abolir este tráfico de voluntades". Además, ha avanzado que, para quien quiera denunciar estas prácticas, la formación naranja quiere sacar adelante una ley de protección del denunciante.

Por su parte, Mario Gómez ha anunciado la congelación de todos los acuerdos y diálogos abiertos con el PP municipal "mientras siga sin asumir responsabilidades políticas por lo ocurrido". Y es que, ha subrayado, "tenemos expuesta ahora una realidad sucia, intolerable y posiblemente ilícita por la posible utilización de fondos públicos para comprar votos y voluntades, que además ha supuesto una nueva mancha en la imagen de nuestra Región".

Gómez también ha querido enviar un "mensaje de calma" a los murcianos, porque "si ellos quieren habrá una transición responsable y endureceremos y agilizaremos los mecanismos de control para evitar estas prácticas".

De este modo, a los residentes en las pedanías gobernadas por grupos en la oposición les ha trasladado que "los servicios y las inversiones van a llegar", mientras que, a los vecinos de aquellas en las que gobierna el PP, "las obras se van a hacer de forma legal, porque ningún partido está por encima de la ley".

Asimismo, ha asegurado Mario Gómez, "Ballesta prometió trabajar para todos los vecinos, y ahora descubrimos que solo trabaja por su partido, por su silla". Ha criticado que "los conservadores solo están preocupados por mantener sus nóminas y poco por el municipio".

Finalmente, ha pedido que "tomen medidas", de modo que si "el alcalde no tiene valentía para ello, que sea el presidente de su partido el que tome las decisiones por ellos si de verdad quiere garantizar la regeneración política y defender un cambio de la política a nivel local y regional".

Consulta aquí más noticias de Murcia.