Broto ha visitado la residencia y centro de día del IASS en Alagón.
Broto ha visitado la residencia y centro de día del IASS en Alagón. GOBIERNO DE ARAGÓN

Broto ha querido ver de cerca el trabajo que desarrolla el centro, que ha recibido la certificación en la Norma Libera Care (atención centrada en la persona libre de sujeciones) de la Fundación Cuidados Dignos, tras la valoración favorable obtenida en la auditoría llevada a cabo en junio. La residencia de Alagón está gestionada por el grupo gestor Albertia Servicios Sociosanitarios.

La consejera de Ciudadanía ha señalado que el Gobierno de Aragón está poniendo "todo su empeño" en la atención a las personas mayores, "sobre todo a los dependientes". Prueba de ello, ha dicho, es que esta legislatura se ha incrementado un 14 por ciento el número de plazas residenciales para mayores dependientes (actualmente hay 3.786). En el caso de las plazas concertadas el incremento esta legislatura ha sido de un 43 por ciento, pasando de 1.147 a 1.628.

Pero no solo han incrementado las plazas, ha detallado, sino que se está trabajando la calidad de la atención a las personas que están en las residencias. Así, ha puesto como ejemplo el plan de inspección de residencias privadas y el proyecto llevado a cabo en el centro de Alagón.

UN PAPEL MÁS PROACTIVO

"El equipo directivo y los trabajadores de esta residencia han trabajado durante mucho tiempo en el desarrollo de este proyecto, que permite eliminar las sujeciones tanto físicas como farmacológicas a los mayores y diseñar un proyecto de atención personalizado", ha explicado Broto. Por ello, ha felicitado a los empleados del centro por su implicación ya que adquieren un papel mucho más proactivo en la atención a los usuarios.

El proceso de cambio de modelo asistencial en Alagón comenzó a mitad de 2015 con formación para el equipo directivo y se desarrolló en 2016 y primer semestre de 2017. La participación activa de profesionales del centro, residentes y familiares ha sido fundamental y los resultados están siendo muy positivos.

La implantación de este modelo de atención no sólo conlleva la eliminación de sujeciones físicas y farmacológicas sino, sobre todo, sitúa al residente en centro de la atención, teniendo él mismo gran capacidad para tomar decisiones sobre los servicios que recibe.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.