El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Palma ha presentado sus proposiciones para el pleno del día 25 de enero, en las que reclama a Cort que no inicie las obras del Paseo Marítimo hasta que se hayan reformado los accesos a la ciudad en Porto Pi y Son Bordoy.

El regidor de Cs en el Ayuntamiento Pedro Ribas ha indicado que "el proyecto plantea dudas en materia de movilidad y financiación". "Las últimas manifestaciones del alcalde, Antoni Noguera, anunciando la transformación más importante de la historia de nuestra ciudad nos hacen temer lo peor", ha avisado el regidor mediante un comunicado.

MÁS INSPECCIÓN EN COMERCIOS

Además, el grupo municipal de Cs en Cort ha reclamado que se aumente el personal destinado a la inspección de comercios.

El regidor de esta formación Bartomeu Cañellas se ha quejado de las molestias que provocan algunos establecimientos comerciales.

"Desde el Grupo Municipal de Ciudadanos ya hemos presentado varias proposiciones denunciando esta situación en barrios como Pere Garau o Son Gotleu", ha recordado Cañellas, quien ha exigido al Ayuntamiento que "se inicie una campaña de inspecciones para comprobar que los establecimientos cumplen con la licencia, el horario y las ordenanzas".