¿Como deben ir los colocados en las sillitas infantiles?
Según el RACE, el saldo diario de niños heridos por accidentes de tráfico es de 15. RACE

Los niños cuya altura no supere los 1,35 metros están obligados a utilizar un sistema de retención infantil homologado (SRI) siempre que viajen en coche. Al cumplir la normativa de la Dirección General de Tráfico, los responsables del niño están reduciendo en un 75% su riesgo de muerte y en un 90% el de lesiones.

En el mercado encontramos una gran oferta de sillas infantiles, pero, ¿cuál elegir? ¿cuál es la más segura? Lo primero que debemos saber es el sistema de anclaje que lleva nuestro vehículo, bien utilizando los cinturones de tres puntos o con sistema Isofix.

Desde 2011 todos los modelos se fabrican con Isofix de serie en los asientos laterales traseros, un sistema de anclaje capaz de reducir hasta en un 22% el riesgo de lesiones graves de los niños pequeños tras sufrir un accidente.

¿Por qué es más segura una silla con Isofix?

Principalmente porque se evitan errores al instalar la silla infantil, como un mal tensado de los cinturones de seguridad. El sistema Isofix se compone de tres puntos de anclaje. Los dos principales están situados en la parte posterior de la base de la silla y se anclan al asiento del vehículo, mientras que el objetivo del tercer punto es evitar que la silla vuelque hacia delante en caso de frenazo o colisión debido al peso del niño. Este tercer punto se conoce como ‘Top Tether’ y puede encontrarse en la parte posterior de la banqueta del asiento trasero, junto al reposacabezas o instalado en el suelo del maletero.

Si el vehículo carece del ‘Top Tether’, hay que buscar sillitas infantiles que ofrezcan una pata de apoyo adicional que se apoya en el suelo del vehículo para evitar el vuelco. Si el coche no dispone de Isofix, habrá que recurrir a sillitas que se sujetan al vehículo con el cinturón de seguridad, también sistemas de retención seguros pero que requiere mayor atención a la hora de instalarlo y sujetar al niño.

En cualquier caso, es importante saber que ya está en vigor una nueva normativa sobre los diferentes grupos de sistemas de retención infantil: norma i-Size (ECE R129 i-Size) y que entre sus características incluye el uso obligatorio del Isofix. De momento convive con la normativa más conocida, la ECE R44/04 que en 2018 podría dejar de estar en vigor.

Las ventajas de utilizar Isofix

Además de reducir en un 75% el riesgo de muerte y en un 90% el de lesiones, el Isofix ofrece otras ventajas para la seguridad del niño.

  • Utilizando una silla con Isofix es más complicado cometer errores en el montaje. Éste es más fácil y rápido. Algunos estudios concluyen que un 95% está bien instalada frente al 30% de las sillas bien instaladas utilizando como anclaje el cinturón de seguridad.
  • Ofrece mayor estabilidad ante una colisión lateral y mayor sujeción y firmeza en general ya que va fijada a la estructura del vehículo.
  • En caso de impacto frontal, el recorrido de la cabeza hacia delante es más reducido, lo que evita lesiones cervicales.

Además de tener en cuenta estas consideraciones sobre el Isofix, te recomendamos que consultes los últimos informes europeos comparativos de sillas infantiles, en los que participa el Real Automóvil Club de España (RACE). En el informe de 2017 se analizan 59 sillas infantiles nuevas.

Y recuerda: no solo es suficiente con sentar a un niño en una sillita infantil. Deberá ir bien sujeto y con la silla correctamente instalada para que la seguridad sea máxima. La multa por no hacer uso del SRI es de 200 euros y tres puntos de retirada del carnet de conducir.

Enlaces relacionados