"Desde el punto de vista de Canarias, lo que observamos en general, ya no en nuestro stand o nuestra compañía, es un cierto nivel de inercia. No hay nada nuevo, no es un destino que esté en una profunda renovación o transformación como ocurre con otros destinos", dijo en declaraciones a Europa Press.

Moreno entendió que los políticos de las islas "vienen [a Fitur], se plantan en el stand de Canarias y de allí no se mueven en tres días". "Y creo -añadió- que es una buena ocasión para ver lo que se está haciendo en el resto del mundo".

Asimismo, explicó que ver lo que se hace en otros sitios da buena idea de que no hay que quedarse quieto, al tiempo que recordó que las islas siguen teniendo gran parte de la planta hotelera en el siglo XX cuando ya estamos en el XXI.

"De momento las cifras se siguen incrementando pero es obvio que hemos tocado techo y que ahora tenemos un problema de demanda. Hay más gente queriendo ir a Canarias que oferta hotelera tenemos para poder acogerlos a todos", aseveró el director de Comunicación de Lopesan.

En este sentido, insistió en que los hoteles viejos del archipiélago están llenos porque no hay nada enfrente que obligue a renovarse y a adaptar los productos turísticos al siglo XXI.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.