Imagen de un lobo captadas con cámaras trampa en el Port del Comte (Lleida).
Imagen de un lobo captadas con cámaras trampa en el Port del Comte (Lleida). TES

Técnicos del equipo de seguimiento del lobo en Cataluña han confirmado la presencia de un lobo en la zona del Port del Comte (Solsonès) después de validarlo con la obtención de unas imágenes con una trampa fotográfica en diciembre pasado.

Además de las fotografías, los técnicos también han detectado diversos indicios de la presencia del animal desde septiembre de 2017. A finales de verano, los expertos confirmaron siete ataques de este lobo a ovejas del Solsonès y se han encontrado dos rastros en la nieve y cuatro excrementos que, una vez analizados genéticamente, han confirmado que pertenecen a un macho.

En el año 2000 se detectó la presencia puntual de este animal salvaje en Cataluña

La Generalitat ha impulsado un grupo de trabajo con los ayuntamientos afectados y ganaderos de ovino y de cabras para poner en marcha un protocolo para minimizar las afectaciones que pueda generar este animal salvaje.

Por otro lado, la Generalitat informa de que no tiene en marcha ni prevé impulsar ningún programa de reintroducción del lobo, pero explican que hay algunos ejemplares erráticos que entran, de cuando en cuando, dentro del territorio catalán.

En el año 2000 se detectó la presencia puntual de este animal salvaje en Cataluña y desde entonces la Generalitat ha puesto en funcionamiento un programa de seguimiento de la especie y medidas de compensación y prevención de daños con el objetivo de compaginar la existencia de la fauna salvaje con la actividad ganadera.

Seguimiento del lobo en Cataluña desde 2000

Actualmente hay detectados en los Pirineos Orientales (Cataluña-Francia) tres lobos diferentes, todos machos y de origen alpino (franco-italiano). Dos de estos lobos se mueven a los dos lados de la frontera. El que se mueve por la zona del Alt Ripollès es el que se detecta con más frecuencia, ya que entra más en territorio catalán. El otro se deja ver menos en Cataluña, en concreto por la zona de la Cerdanya. El tercer lobo es el que se ha detectado entre el Solsonès y el Alt Urgell.

Los ataques del lobo a las ovejas del Solsonès son los primeros que se confirman en Cataluña desde el año 2010, cuando se detectó un caso similar en la zona de la sierra del Cadí. La Generalitat ya ha informado de que compensará a los propietarios de los animales de acuerdo con el programa de compensación de daños a la ganadería causados por el lobo que tiene en marcha, similar al que se aplica con el oso pardo.

Con el objetivo de trabajar conjuntamente en la aplicación de medidas preventivas que minimizen la afectación de este animal salvaje en la ganadería, técnicos de la Generalitat ya se han reunido con ganaderos y representantes de los ayuntamientos de la Coma y la Pedra, Odèn, Fígols y Alinyà y Guixers para consensuar las actuaciones prioritarias que se han de llevar a cabo, como el refuerzo de las vallas de protección para el ganado.

El servicio de Fauna y Flora del Departament de Territori i Sostenibilitat es quien coordina el equipo de seguimiento del lobo, integrado por técnicos de otras unidades como el Cos d'Agents Rurals, Forestal Catalana, RNC y Guardes de Reserva de Fauna, el Parc Natural del Cadí-Moixeró, el Parc Natural de l'Alt Pirineu, y el Parc Natural de las cabeceras del Ter y el Freser, con la colaboración de otras entidades, como la Fundació Catalunya-la Pedrera y Aubèrria, el Centre Tecnològic Forestal de Catalunya, la Associació Gossos Protecció de Ramats y el Grup FER Girona. Todo ello con la estrecha colaboración y coordinación con la Oficina Nacional de Caça i Vida Silvestre (ONCFS) de Francia, que se ocupa del seguimiento en la vertiente francesa.

Los ataques del lobo a las ovejas del Solsonès son los primeros que se confirman en Cataluña desde el año 2010

Imágenes en cinco ocasiones en 2017

Durante el último año, los trabajos de seguimiento del lobo en Cataluña han incluido la realización de 39 itinerarios sobre nieve repartidos por los Pirineos Orientales, con dos rastros localizados del animal en forma de pisadas.

En lo referente a los registros con trampas fotográficas, en 2017 se han captado imágenes del lobo en cinco ocasiones con 14 fotografías diferentes. Al mismo tiempo se ha continuado ampliando la red de trampas, con dos cámaras más instaladas en el Port del Comte.

En cuanto a los daños en la ganadería, en 2017 se han confirmado siete ataques de lobos a rebaños de ovejas de la zona del Port del Comte. En cuanto a las predaciones de fauna salvake, este año se ha validado una a un xxx en el Ripollès.

Individuos "dispersos"

Desde 2000, los datos del lobo en Cataluña han sido constantes, con confirmaciones de su presencia cada año. Siempre se ha tratado a individuos aislados que, con un débil goteo, se han ido localizando de forma recurrente.

Los hay que solo se han detectado un año y otros que se han ido localizando en años sucesivos, alternándose con periodos de ausencia. Es por eso que a día de hoy los expertos no pueden hablar de una población establecida de lobo en Cataluña sino más bien de algunos individuos dispersos.

Consulta aquí más noticias de Lleida.