La primera Super Luna de 2018 se pudo observar el 1 de enero desde Calar Alto.
La primera Super Luna de 2018 se pudo observar el 1 de enero desde Calar Alto. EUROPA PRESS

Una iniciativa que quiere seguir creciendo para consolidar a Almería como referente internacional en el turismo científico, según ha declarado el director de proyectos de Azimuth, Javier Sánchez, durante la presentación de esta iniciativa en la Feria Internacional de Turismo de Madrid.

La provincia cuenta con la particularidad de tener "una de las mayores concentraciones de España de centros dedicados a la investigación del más alto nivel, a nivel internacional, y que son visitables", lo que supone un gran aliciente para apostar de manera decidida por el turismo científico y por "mostrar la investigación puntera que se hace en casa a gente de todo el mundo".

Javier Sánchez, ha explicado que, "desde febrero de 2016, cuando firmamos el convenio de colaboración con Calar Alto, en Azimuth hemos superado las 7.000 personas que han venido única y expresamente a ver el observatorio en actividades que, como mucho, son de diez o veinte personas". Estos visitantes han llegado "desde cualquier rincón de la geografía española, pero, especialmente, de grandes ciudades como Madrid o Barcelona, y desde el norte".

Estas iniciativas se han desarrollado en entornos diurnos y nocturnos, y han permitido que "en estos 18 meses de trabajo de apertura y visibilidad pública del Observatorio, uno de cada tres días alguien haya subido en grupo a hacer una actividad en Calar Alto. En total, se han realizado más de 200 actividades tanto públicas como privadas".

Estos datos confirman el potencial del turismo científico y de un recurso como el Observatorio de Calar Alto, "un centro de investigación técnica singular, de los pocos que hay en el país, y un referente a nivel internacional, que queremos abrir para que cualquier persona pueda visitarlo en cualquier época del año".

Desde Azimuth, además, han recordado que "España es referente en este tipo de turismo, especialmente, en el astroturismo, porque tenemos el placer de contar con unas condiciones que nos permiten que, durante unas 300 noches al año, cualquier astrónomo, ya sea profesional o aficionado, pueda sacar su telescopio al campo o abrir su cúpula para observar un cielo escasamente afectado por la contaminación lumínica".

Como ejemplo, Sánchez ha mostrado una fotografía realizada en el Observatorio de Calar Alto en la que se puede observar la luz zodiacal, "un tipo de luz que se puede ver desde escasos sitios del planeta porque necesita unas condiciones atmosféricas extraordinarias, y que, en Calar Alto, se puede ver con majestuosa apariencia y claridad".

Estas buenas condiciones atmosféricas contrastan con el dato de que "de los 400 millones de habitantes que tiene la Unión Europea, el 99 por ciento de ellos vive en lugares con cielos en los que no se ven las estrellas porque están altamente contaminados lumínicamente", lo que supone un importante nicho de mercado para el astroturismo. Javier Sánchez, además, ha recordado que Calar Alto es "el mayor complejo astronómico profesional del continente europeo a día de hoy".

Por otro lado, desde Azimuth, Javier Sánchez ha destacado la oportunidad que el turismo científico supone para "dar a conocer otros recursos en la Sierra de los Filabres, desde el punto de vista del turismo activo y de naturaleza, y el impacto en restauración y alojamiento que se ha generado en las comarcas cercanas, como Nacimiento, Almanzora o Tabernas".

La siguiente fase de este proyecto de impulso a al astroturismo en Almería "se centra en promocionarlo para que tenga más impacto y alcance al turista extranjero, altamente interesado en el turismo de ciencia, en particular en el turismo astronómico". Sánchez ha apuntado que "también hemos programado actividades para el turismo de incentivos y para cruceristas, con un acuerdo de colaboración con Turismo de Almería, que comenzará en septiembre de este año. Además, contamos con un ambicioso proyecto de turismo académico para universidades de Europa y Oriente próximo".

Desde Azimuth, sin embargo, han asegurado que "el turismo científico no es solo astroturismo, sino que Almería es y puede representar a España como referente absoluto en cuanto a centros de altísima calidad en investigación y avances tecnológicos, como la Plataforma Solar de Tabernas, el Karst en Yesos de Sorbas, referente en el turismo geológico, y la tecnología de invernaderos".

Consulta aquí más noticias de Almería.