El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha advertido de que "jugar con los impuestos" puede tener efectos "demoledores" para "las posiciones de izquierda". Estas declaraciones las ha realizado después de que en distintas plataformas se hayan estado recogiendo firmas en Zaragoza para el recurso de reposición contra el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).

Además, el Ayuntamiento de la capital aragonesa no ha acudido este jueves a la primera reunión convocada por el Ejecutivo autonómico para tratar la modificación del citado impuesto. "Jugar con los impuestos es muy peligroso, ya que significa casi siempre entrar en el terreno del populismo, la demagogia para las posiciones de izquierda puede acarrear efectos absolutamente demoledores para quienes creemos que hay que proveer de servicios públicos a la sociedad", ha señalado Lambán.

En una rueda de prensa este jueves en Zaragoza, ha subrayado que hay que trasladar a la sociedad que la única forma de que haya servicios públicos de calidad es mediante "la gestión de impuestos". Aunque ha matizado que hay que hacerlo de manera "progresiva, justa, transparente y, además, entendida por los ciudadanos".

Ha considerado que, sobre el ICA, el error que ha podido cometer su Gobierno ha sido no haber hecho el esfuerzo suficiente para explicar a los ciudadanos de Zaragoza este gravamen. Al respecto, "estamos dispuestos a llegar a cualquier acuerdo razonable con Podemos, con la sociedad civil de Zaragoza, con los ayuntamientos de la Comunidad, porque no solo es el Ayuntamiento de Zaragoza al que hay que reconocer como interlocutor en este proceso".

Sin embargo, ha insistido en que hay que tener "mucho cuidado" cuando se intenta sacar "provecho político coyuntural" recomendando el no pago de impuestos. "Eso puede abrir un melón de incalculables consecuencias negativas para la idea de la izquierda de que a través de los tributos se gestionan los servicios públicos".

Javier Lambán ha opinado que "cualquiera" que se propusiera "sembrar de mesas" Zaragoza para recoger firmas contra, por ejemplo, el impuestos de bienes inmuebles (IBI) del Ayuntamiento cosecharía "un éxito instantáneo". Pero "estaríamos abriendo un melón de incalculables consecuencias, todo lo que tiene que ver con la fiscalidad hay que tratarlo con mucho cuidado".

Ha relatado que las posiciones liberales que abogan por la supresión de los impuestos, pero "desde la izquierda entrar en la senda de la derogación de impuestos, de la supresión de impuestos, utilizar demagógicamente este tipo de situaciones, es muy peligroso".

"No estoy diciendo que la izquierda aragonesa sea populista, ni tendente en exceso a la demagogia, estoy diciendo que, en este momento observo, atisbos de que algunos estén cediendo a esa tentación y les llamo con el máximo afecto y la máxima consideración la atención para que no vayan por ese camino", ha agregado.

GESTIÓN DE LA DEPURACIÓN DE AGUAS

El presidente del Gobierno de Aragón ha remarcado que la gestión de la depuración de aguas residuales en Aragón ha resultado "un auténtico fracaso, por no decir directamente un auténtico fiasco".

"Este Gobierno, el que yo presido, desde el momento mismo de nuestra toma de posesión certificamos el fracaso e inmediatamente procedimos a paralizar todas las concesiones que estaban pendientes y simultáneamente nos propusimos redactar un nuevo plan de depuración de aguas residuales, que es lo que se está haciendo en este momento, con una ponencia que quiero que sea lo más participativa y lo más transparente posible, en el seno de la Comisión del Agua", ha precisado.

Además, ha recordado que el Partido Socialista en las Cortes de Aragón apoyó la propuesta de crear una comisión de investigación, de la que se nombró presidenta a la diputada de Podemos, Marta de Santos. Ha aprovechado para pedirle que empiece su trabajo porque "la Comisión se creó hace mucho tiempo y se está demorando demasiado el inicio de los trabajos de esclarecimiento de todo lo que ha ocurrido con la depuración de aguas residuales en los últimos años".

El presidente de Aragón ha mencionado que el impuesto de contaminación de aguas se está gestionando "exactamente en los mismos términos" que estableció hacerlo el gobierno anterior de Luisa Fernanda Rudi.

Ha insistido en que están dispuestos a llegar un acuerdo sobre este impuesto: "Por el Gobierno y por el Partido Socialista no escatimaremos ni un solo esfuerzo para llegar a ese acuerdo y para que al final este impuesto se gestione de una manera absolutamente encendida y aceptada por la ciudadanía de Zaragoza, no queremos que un solo ciudadano de Zaragoza pague este impuesto por una especie de imperativo legal y sin entenderlo, queremos que cualquier impuesto que pague cualquier ciudadano lo haga sabiendo exactamente lo que está pagando y que es absolutamente justo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.