A este respecto y en un comunicado, Ecologistas en Acción ha recordado que "hace algo más de un año se confirmaba que cebos encontrados en un coto de caza en Baena contenían Aldicarb, un potente insecticida que se retiró definitivamente para uso agrícola en 2007", pero que también se ha venido utilizando para "el exterminio ilegal de carnívoros".

En el caso del coto de Baena, "la investigación dio lugar, como establece la normativa autonómica, a la suspensión de la actividad cinegética del coto de caza donde fueron localizados los cebos envenenados", pero "lo sorprendente es que ahora, amparándose en la resolución del pasado 2 de agosto por la que se adoptan medidas cinegéticas excepcionales por daños de conejos silvestres, en el coto sancionado, al igual que en resto de los cotos clausurados por venenos, se permitirá la actividad cinegética si acreditan daños a cultivos".

Esto quiere decir que la suspensión, "que debía ser un castigo y servir de aviso ante tamaño atentado contra la fauna silvestre, quedaría por tanto sin efecto" y, es más, en dicho coto, según ha señalado Ecologistas en Acción, "disfrutarán de la ampliación del periodo de caza que las medidas excepcionales suponen".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.