En una visita al centro, la portavoz del grupo municipal del PP, Rocío Díaz, y la concejal 'popular' Raquel Fernández han sido atendidas por algunas de las religiosas que están al frente de la escuela, de titularidad municipal, quienes han explicado que, antes de las Navidades, "la bomba de calefacción que abastece a todo el edificio se estropeó y que, desde entonces, están sin calefacción, soportando temperaturas que, en varias jornadas, han estado por debajo de los cero grados", según ha informado el PP en una nota de prensa.

"El equipo de gobierno socialista conoce la situación" y "el pasado 17 de diciembre el concejal Baldomero Oliver estuvo en el Hogar-Escuela para oír un concierto y le comunicaron lo que pasaba", ha explicado la concejal Rocío Díaz, que ha lamentado que, a pesar de eso, "lo único que ha ocurrido desde entonces es que técnicos de mantenimiento han abierto varios falsos techos en algunas dependencias y así los han dejado, sin arreglar nada".

Según Díaz, "comprar una nueva bomba de calefacción no es costoso, es un gasto perfectamente asumible y que haría la vida mucho mejor para cincuenta niños que posiblemente estén pasando el peor invierno que recuerden".

"Los niños se ven obligados a almorzar, a cenar y a estudiar con los abrigos puestos porque, de lo contrario, no podrían aguantar el frío", ha enfatizado la concejal Raquel Fernández. También "los educadores que están al cargo de ellos y las religiosas que viven allí lo siguen pasando mal".

Consulta aquí más noticias de Granada.