En un comunicado, el secretario general del PSOE y portavoz municipal, Pedro Casares, señala que las explicaciones de Díaz sobre este asunto han sido "claramente insuficientes" y su "incapacidad" para "asumir el error, pedir disculpas y promover que sea subsanado" demuestra que "no puede estar ni un solo minuto más al frente de estas dos áreas".

En este sentido, Casares espera que la mayoría de concejales apoyen la moción reprobando la actitud de una concejala que "se ríe de los santanderinos y del dinero público".

El líder de los socialistas santanderinos ve "grave" que se hagan valoraciones sobre si una página web cuesta 6.000 o 60.000 euros en función de contratar a profesionales cualificados para su traducción o no.

"¿Qué tipo de concejala se puede jactar de que se han ahorrado costes con la traducción de Google o que la web ahora es más conocida?", se pregunta Casares, que recuerda "el impacto negativo" que tiene para la ciudad "que toda la ciudadanía haya visto que hacemos el ridículo, una vez más en Fitur, a cuenta del PP y con una nueva web como única novedad, que encima está mal traducida".

"Al Partido Popular le cuesta asumir errores, pedir disculpas y depurar responsabilidades, pero la oposición debemos exigir que lo hagan porque de otra forma estaríamos siendo cómplices del ridículo al que están sometiendo a la ciudad en turismo o cultura", subraya Casares.

Asimismo, recuerda que el PSOE no pide la dimisión sino su cese, porque, a su juicio, pedir a un concejal del PP que asuma su responsabilidad y dimita "es como un brindis al sol, imposible de que se lleve a cabo".

Independientemente de esta polémica, Casares recuerda que "sigue pendiente" que se conozca el "alcance" de la responsabilidad política en el incendio en el Museo de Arte Contemporáneo (MAS), "de la que la concejala aún no ha dado todas las explicaciones", asegura.

RECTIFICACIÓN DE LA ALCALDESA

Por último, Casares considera que el hecho de que la propia alcaldesa de Santander, Gema Igual, "haya tenido que pedir disculpas" evidencia la "mala" actuación de la concejala en la gestión de la nueva página web turística, "con la ausencia de rectificación y de voluntad de asumir el error", "y la corrige y desautoriza públicamente".

"Ha tenido que desautorizarla públicamente tras reírse y alegrarse de que la polémica haya supuesto un incremento de visitas a la web que asumir su responsabilidad", concluye Casares.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.