Ione Belarra, Yolanda Díaz, Pablo Iglesias e Irene Montero registran la PNL en el Congreso.
Ione Belarra, Yolanda Díaz, Pablo Iglesias e Irene Montero registran la PNL en el Congreso. PODEMOS

El PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos exigen al Gobierno que, a la mayor brevedad, convoque el debate sobre el estado de la nación, que habitualmente tiene carácter anual y lleva tres años sin celebrarse, debido –al menos en parte– a la repetición de las generales en 2016. Pero es Rajoy quien decidirá.

El primero en plantear la cuestión fue el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención, el pasado sábado, en el Consejo Ciudadano Estatal de su partido. Iglesias avanzó ya entonces que intentaría "forzar al Gobierno" a afrontar ese debate para que Rajoy tuviera que ponerse ante la "realidad" del país.

Este jueves, el grupo parlamentario de Unidos Podemos redobló la apuesta y registró formalmente una proposición no de ley para exigir la convocatoria durante el periodo de sesiones que va de febrero a junio. Iglesias afirmó que es una "obligación democrática" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Fuentes de la dirección del grupo parlamentario socialista consultadas por 20minutos, por su parte, aseguran que este debate debería celebrarse "a la mayor brevedad posible" en el Congreso de los Diputados "por normalidad democrática". La última vez que se convocó fue en febrero de 2015.

A diferencia de Unidos Podemos y Cs, cuyos líderes son diputados, el PSOE se tendría que enfrentar al debate con su secretario general fuera del Congreso, ya que Pedro Sánchez renunció al acta el 29 de octubre de 2016 para no acatar la decisión del Comité Federal socialista de abstenerse en la investidura de Rajoy.

Rivera, finalmente, dijo este jueves en una entrevista en Onda Cero que es "evidente" que hay que celebrar el debate y consideró que, "si en algún momento" desde el intento de golpe de Estado del 21-F ha "tenido sentido" debatir el estado de la nación, es "ahora", porque "la nación no es solo la macroeconomía".

El líder del partido naranja, socio habitual del PP, agregó que pedirá al Gobierno que esa sesión parlamentaria se celebre "cuanto antes", y sugirió que podría ser en febrero, a modo de "inicio del curso político". Rivera dijo que, entre otras cosas, hay que hablar de la Educación, la "politización de la Justicia" y la ley electoral.

Aunque estos tres grupos suman una mayoría de escaños (188 de los 350), no tienen garantizado que su petición prospere, porque el debate sobre el estado de la nación no está regulado en la Constitución ni en el reglamento del Congreso, sino que se rige por la costumbre parlamentaria desde que lo instaurara Felipe González en 1983.

Para su convocatoria, el Ejecutivo se vale del artículo 196 del reglamento, extremadamente genérico, y que le otorga la potestad de remitir una comunicación para celebrar un debate en Pleno o en Comisión. En otras palabras: si el Gobierno no quiere convocarlo no hay forma de hacerlo, porque no tiene carácter formal.

Desde 1983, el debate se ha celebrado cada año, salvo en 1986, 1990, 1993, 1996, 2000, 2004, 2008 y 2012. El último fue en febrero de 2015. En 2016 no se celebró porque el Gobierno estaba en funciones, y en 2017, porque así lo decidió el Ejecutivo, aunque sí se debatió la moción de censura promovida por Podemos.