Según fuentes policiales, las investigaciones sobre este caso comenzaron

a primeros de enero, cuando un hombre denunció que había sido víctima de un robo con fuerza en su domicilio, por fractura del bombín de la puerta de entrada y en el que los autores se habían apoderado de unos 10.000 euros, joyas y un teléfono móvil, entre otros efectos.

Tras las gestiones practicadas, los agentes responsables de la investigación lograron identificar, como presunta autora de los hechos, a una mujer que había estado alojada unos días en ese domicilio.

En cuanto al 'modus operandi', la mujer, tras conocer al hombre a través de una red social especializada en contactos y el intercambio de mensajes, logró que este accediera a alojarla en su domicilio.

Para ello se hizo pasar por víctima de violencia de género, y simuló también ser asistente de víctimas de delitos de esta tipología y tener el encargo, a través del Ministerio de Asuntos Sociales, de alquilar pisos para utilizarlos como red de centros de asistencia, para lo que llegó a realizar gestiones ficticias para llevarlo a cabo y dar credibilidad.

Como consecuencia de la detención y de los efectos intervenidos en poder de la detenida, la Policía ha conocido también que ya había sustraído 600 euros y otros efectos del domicilio en Salamanca en el que reside como inquilino otro varón, que la tuvo alojada también por los mismos motivos, además de un ordenador portátil, joyas y otros efectos personales propiedad de la propietaria de la vivienda.

Igualmente, los agentes han encontrado en poder de la víctima y en el registro de una habitación que ocupaba en un establecimiento hotelero de la ciudad la documentación personal de una mujer y la cartilla bancaria de su pareja, procedentes de otro delito de hurto cometido en la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata, donde también estuvo alojada.

La documentación intervenida fue utilizada por la presunta autora para vender parte de las joyas sustraídas en un establecimiento de compraventa de la Avenida de María Auxiliadora de Salamanca, ha apuntado la policía.

La intervención de estos efectos y la investigación realizada confirman que la detenida se desplaza por todo el territorio, ya que también tiene 'tickets 'de compra de teléfonos, joyas y otros efectos en establecimientos de distintas ciudades, se aloja en hoteles, se desplaza en taxi y lleva un nivel de vida "no acorde con su carencia de actividad laboral".

La presunta autora tiene antecedentes y le constan en vigor cuatro requisitorias judiciales, una de averiguación de domicilio y tres de detención por distintos Juzgados de Instrucción de Palencia, según la Comisaría Provincial de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.