Busquets en Fitur
Busquets en Fitur CAIB

"Estamos contentos de realizar este proyecto con ayuda de la recaudación del Impuesto de Turismo Sostenible. La puesta en marcha de la Escuela de Hostelería es una reivindicación histórica en Ibiza y tiene una doble vertiente: nos posibilita mejorar la formación de los jóvenes, que podrán obtener un título de calidad, y nos ayudará a mejorar la oferta puesto que la Escuela se especializará en la gastronomía, un elemento muy apreciado por los visitantes", ha dicho Busquets.

El Govern invertirá 4,5 millones de euros del impuesto turístico

en la Escuela. El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, ha señalado que la "apuesta por la calidad es una apuesta por la formación, con una mejora del modelo de forma planificada". "Este centro de formación tiene vocación de centro internacional y se empieza a saldar así una deuda histórica", ha dicho.

La Escuela, han explicado, se ha configurado como un centro de alto rendimiento gastronómico y culinario que permitirá la formación, la gestión del conocimiento, la inserción laboral y el crecimiento humano y profesional de las personas que lleven a cabo allí sus estudios. El proyecto contempla el diseño de estrategias formativas que permitan el aumento de la competitividad de las empresas del sector y su constante adaptación a los cambios tecnológicos de la actual sociedad del conocimiento.

PROPUESTA ACADÉMICA

El nuevo centro, que prevé convertirse en un referente culinario, podrá impartir las especialidades propias del plan de estudios de la Escuela de Hostelería de Baleares, como especialista en servicios de cocina y restauración, especialista en alta cocina, dirección y gestión de restaurantes y bares, así como especialista en alojamientos y comercialización hotelera.

Igualmente, en el centro de Ibiza se podrán obtener los Certificados de Profesionalidad que se incluyen en el fichero de especialidades del Servicio Público de Ocupación Estatal, principalmente los de operaciones básicas de pastelería, dirección en restauración o repostería, y se llevarán a cabo actuaciones en el ámbito de la divulgación y la formación continua.

INSTALACIONES

La Escuela de Hostelería de Ibiza contará con 3.991 metros cuadrados distribuidos en aulas teóricas o aulas taller. La cocina tendrá una superficie de 825 m2 y estará equipada con todo tipo de maquinaria de última generación.

En el diseño de la cocina han prevalecido criterios académicos a los productivos y en ella se podrán formar de manera simultánea entre 100 y 110 alumnos.

Este espacio permitirá abordar diferentes disciplinas, desde elaboraciones y preparaciones tradicionales y sencillas a técnicas muy complejas de alta cocina.

Además, se ha proyectado también un restaurante de 292 m2 y capacidad para 128 personas con climatización y comedor privado, que estará abierto al público, igual que el bar-cafetería con 50m2 y capacidad para 60 personas.