El consejero, Jose María Mazón, junto con el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, ha supervisado hoy estas últimas obras de mejora llevadas a cabo en el municipio.

Este proyecto ha mejorado el acceso rodado al núcleo urbano del municipio. Mazón ha asegurado que esta obra era una "aspiración" del alcalde de Ruente, Jaime Díaz Villegas, al comienzo de la legislatura y ha valorado la mejora conseguida en el entorno.

Durante su visita, han inspeccionado además otras obras ejecutadas por su departamento en el municipio, entre las que se encuentra un nuevo camino de acceso a las fincas del área de Monte Aá, y la reparación del puente sobre el río Saja.

Respecto a este paso, el consejero ha explicado que se encontraba en condiciones "muy peligrosas", con uno de los pilares "con cimentación socavada". "Había que actuar para consolidar y dar más seguridad para el tránsito", ha subrayado.

Por su parte, el alcalde ha agradecido la inversión y la "gran atención" del Gobierno a Ruente y ha destacado las nuevas actuaciones que se ejecutarán durante 2018, dentro del Plan de Inversiones Locales de la Consejería de Obras Públicas.

Dentro de esta iniciativa, el Gobierno colaborará con el Ayuntamiento en la mejora de la urbanización de espacios públicos en Ruente y Barcenillas.

PAVIMENTACIÓN DE GISMANA

Las obras ejecutadas ahora por Obras Públicas han consistido en la pavimentación con mezcla bituminosa en caliente en varios viales del núcleo urbano.

Ha sido necesario fresar prácticamente todo el pavimento de la superficie a aglomerar, donde además se ha regularizado la superficie de aglomerado en aquellas zonas en las que existían deformaciones en la rasante.

La superficie total sobre la que se ha actuado ha alcanzado los 6.800 metros cuadrados aproximadamente.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.